Prevención de la muerte súbita

Dormir boca arriba reduce el riesgo de muerte súbita en los bebés

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La Asociación Española de Pediatría (AEP) apuesta por continuar recomendando a los padres que pongan a dormir boca arriba a sus bebés, una medida que ha logrado disminuir en un 50 por ciento la muerte súbita del lactante, pero advierte de que esta opción puede generar plagiocefalia, una asimetría craneal cuyas repercusiones suelen ser estéticas por la asimetría facial y la desalineación de las orejas que genera en los recién nacidos.

Cómo evitar la muerte súbita del lactante

Bebé duerme boca arriba en la cuna

Sigue consejos para evitar la muerte súbita del lactante:

1- No exponer a los bebés al humo de tabaco durante el embarazo ni después de su nacimiento. La embarazada no debe fumar ni permitir que alguien fume en la habitación donde esté ella y su bebé.

2- Si el bebé recién nacido presenta fiebre o malestar general, consultar al pediatra de inmediato.

3- En los primeros seis meses de vida, es recomendable que el bebé duerma en su cuna, en la posición boca arriba, y que tenga una supervisión más controlada de sus padres.

4- Evitar almohadas o cojines en la cuna del bebé. Evitar juguetes con los que él pueda atragantarse.

5- El colchón del bebé debe ser firme y con una cubierta impermeable. La ropa de cama debe estar bien estirada.

6- Evitar compartir la cama con el bebé, especialmente cuando tenga él menos de 3 meses de vida, cuando sea prematuro, cuando la madre o el padre haya tomado alguna medicina que induzca somnolencia o que tenga fatiga.

7- No cubrir la cabeza del bebé mientras duerme. No abrigarle demasiado.

8- Evitar temperaturas altas en la habitación del bebé. La temperatura ideal para un bebé es entre 18 y 20 grados centígrados.

9- El bebé no debe dormir cerca de un radiador o calefactor, ni bajo una luz directa. Tampoco debe estar con bolsa de agua caliente o manta térmica.

10- Evitar el uso del chupete en el primer mes de vida del bebé. Si lo usa, mejor que sea bajo la supervisión de un adulto.