Juguetes peligrosos para los niños

Piezas pequeñas y pinturas tóxicas en los juguetes de los niños

Todos los años se retiran millones de juguetes, ante los riesgos que pueden implicar para los niños. Puede ocurrir por ejemplo, con muñecas, juguetes y accesorios cuyos imanes pequeños y potentes pueden desprenderse.  

De hecho, esos pequeños imanes muy poderosos se convierten en un serio problema cuando son ingeridos por los niños. Varios niños han tenido que ser operados tiempo atrás a causa de una perforación de intestino tras haber ingerido varios de esos imanes.

El riesgo de algunos componentes de los juguetes para el bebé

Juguete en manos niños

Si son ingeridos, los imanes pueden atraerse entre ellos y causar una perforación intestinal, una infección o una obstrucción, potencialmente mortales.

Una importante juguetera tuvo que retirar hace años 436.000 réplicas de un pequeño jeep con la característica del filme 'Cars', fabricado en China, porque contenían pintura al plomo, de alta toxicidad. El envenenamiento con plomo puede causar vómitos, anemia y dificultades de aprendizaje. En casos extremos puede provocar daños neurológicos graves y la muerte. No es la primera vez que juguetes fabricados en China son objeto de un retiro masivo. 

Otros de los peligros a los que se enfrentan los bebés son los juguetes que incluyen piezas muy pequeñas. Intenta evitar los juguetes que contienen piezas de menos de 5mm que pueden desmontarse. Los bebés se llevan todo a la boca, y esas piezas pueden provocar la asfixia o atragantamiento. La pintura de los juguetes no debe desprenderse. Asegurate de que no es tóxica y cumple con todas las normativas legales de seguridad.

Los muñecos de peluche deben tener costuras firmes y la felpa debe ser corta. Evitar la lana que no sea de algodón. La lana puede producir alergias y también atragantamiento. Además, no es conveniente dejar al bebé con un peluche por la noche.