El parto en casa

Entrevista con Alicia Fontanillo: cómo es dar a luz en el hogar

Alicia Fontanillo GarroteGinecóloga-Obstetra

Alicia Fontanillo es una de las responsables del proyecto Nacer en casa un blog con el que pretenden orientar e informar a los padres y profesionales sobre la opción de dar a luz en casa.  Alicia ha mantenido una charla con Guiainfantil.com en la que nos habla sobre qué representa y cómo se desarrolla un parto natural en casa.

El parto natural es necesario para nacer en casa

El parto en casa

¿Cuál es el mejor lugar para dar a luz?
El mejor lugar para dar a luz sólo tiene que cumplir una condición: ser un lugar seguro, en dos sentidos:
1. Seguridad exterior, en el entorno, donde estén resueltas las inquietudes que cada pareja tiene con respecto a los posibles problemas que pueden aparecer durante el proceso.
2. Seguridad interior, de la pareja donde ambos puedan sentirse tranquilos, relajados, en intimidad y confianza.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un parto natural?
En el parto natural facilitamos que el complejo proceso del parto se desarrolle normalmente, evitando intervenciones prescindibles que pueden tener efectos contraproducentes a nivel físico y emocional tanto para el bebé como para los padres. El parto natural, además, te permite vivir la experiencia: es como un rito de paso que te lleva a renacer como una persona más completa, más madura, que se siente capaz de tomar las riendas de su vida. Ahora bien, suena bonito, pero no es fácil, porque te pone en la situación de enfrentarte a tus miedos, tus inseguridades y tus debilidades.

¿Cómo es el parto en casa?
Las profesionales (ginecóloga y doula en nuestro caso) acompañamos el proceso, cuidando a todos, aportando seguridad exterior con el monitor para control materno-fetal intermitente y con el maletín para resolución de emergencias, y contribuyendo a la seguridad interior con sugerencias para favorecer la relajación, la tranquilidad, y tratando de reconducir la crisis emocional que pueda presentarse para que no bloquee el proceso. Nosotras garantizamos nuestra presencia desde que la pareja lo necesite, una vez iniciadas las contracciones regulares, y hasta unas horas después de culminado el parto, pero tratando de no molestar, retirándonos a algún espacio de la casa mientras la pareja no nos necesita.

Se pueden utilizar diferentes herramientas para favorecer la relajación: el agua caliente, la música, el movimiento espontáneo o con la pelota de Pilates, los masajes... y mucha paciencia. Recibimos al recién nacido con tranquilidad y respeto, permitiéndole adaptarse a la vida en el exterior a su propio ritmo, apoyado en el regazo materno, no separando su cordón umbilical hasta que deje de necesitarlo, y evitando cualquier práctica invasiva que no sea absolutamente necesaria, respetando el contacto piel con piel que afianza el vínculo materno-filial y sienta las bases de su relación para toda la vida.

Esperamos a continuación el alumbramiento de la placenta, que habitualmente se produce de manera rápida y limpia, y facilitamos el acomodo de la madre con el bebé y el padre, de manera que el recién nacido pueda buscar el pezón e iniciar la lactancia. Observamos la evolución posterior, comprobando el bienestar de todos, mientras efectuamos la recogida del espacio, y los acompañaremos hasta que se sientan seguros en la nueva situación.

Alicia Fontanillo

¿Qué precio tiene la asistencia para dar a luz en casa?
El precio del parto en casa en España está entre los 1.500 y los 3.000 euros, según las zonas.

¿Qué circunstancias permiten a una mujer dar a luz en casa? ¿Y cuáles no?
Cualquier mujer sana con una gestación de evolución normal, de bajo riesgo, puede plantearse el parto en casa. No es recomendable en aquellas mujeres que presenten alguna alteración fisiológica o metabólica importante: riesgo de hipertensión, diabetes gestacional, problemas de coagulación, anemias severas o alguna otra enfermedad posiblemente anterior al embarazo. Tampoco plantearemos el parto en casa si existe alguna situación fetal de riesgo.

¿Qué tipo de complicaciones pueden ocurrir durante el parto en casa?
Situaciones peligrosas, pero muy raras e imprevisibles, como el prolapso de cordón o el desprendimiento prematuro de placenta, no están garantizadas en ningún espacio, porque la posibilidad de resolución depende sobre todo de las características de cada caso y de la capacidad de respuesta del equipo profesional. Existe la posibilidad de que se detecte a lo largo del parto algún síntoma de riesgo fetal, aunque los controles previos no evidenciasen situación de riesgo.

Para los padres que deseen conocer algo más sobre esta GUÍA, podrán hacerlo a través de este enlace.

El parto en casa: una opción segura y posible, es el título de la guía que los servicios especializados en atención y formación a madres y padres en nacimiento y crianza, Edúcer.