Las molestias de los primeros dientes del bebé

Consejos para suavizar las molestias de los primeros dientes del bebé

Tras 5 o 6 meses del nacimiento, es muy común que a los bebés empiecen a caerse la baba más de lo normal, y a que comiencen a surgir, por lo general en sus encías inferiores, sus primeros dientes. Así es el amanecer de su dentición, un momento muy especial para los padres, pero sin motivos de celebración para algunos bebés.

Los primeros dientecitos que salen son los incisivos frontales inferiores. Dos meses más tarde, suelen salir los cuatro incisivos superiores. Y así sucesivamente. Hacia los 15 meses los bebés ya deben tener casi toda su dentición de leche.

Los primeros síntomas de la dentición infantil

Las molestias de los dientes del bebé

En este periodo, es decir, desde la aparición de los primeros dientes hasta que el bebé cumple la primera etapa de la dentición, es natural que sus encías se hinchen, luego se rompan y se inflamen, causándole mucho dolor e irritación, e incluso fiebre o un pequeño aumento de la temperatura corporal.

El intenso babeo que provoca la salida de los primeros dientes también puede acompañarse de la aparición de deposiciones ácidas, que pueden escozer y enrojecer la piel, y provocar eczemas en el ano del bebé.

Aparte del dolor y de las molestias, los bebés también presentan dificultades para conciliar el sueño y suelen tener menos apetito a la hora de comer.

La picazón y el dolor provocados por la salida de los dientes o por la dificultad que algunos tienen para salir, hacen que el bebé llore más de lo normal, se lleve todo lo que encuentra a mano a la boca para modisquearlo y así aliviar su molestia. Muchos padres no sepan qué hacer para ayudarle, por eso, es muy importante identificar las causas del llanto del bebé, para tomar las medidas adecuadas.

Consejos para aliviar las molestias de los dientes del bebé

Si el malestar y el llanto del bebé se debe a la salida de los dientes, aquí tienes algunos consejos para aliviar las molestias de los dientes del bebé:

1. Mantén la carita del bebé siempre limpia y seca. El contacto de la baba con la piel del bebé puede causarse eczemas, sarpullidos e irritación

2. Pon un empapador en su almohada. Sería conveniente poner un tejido liso debajo de cabeza del bebé mientras esté durmiendo para que absorba sus babas.

3. Frota las encías del bebé con la yema de un dedo limpio, para calmar el dolor que siente el pequeño.

4. Compra un mordedor. Ofrece al bebé algo que él pueda morder, una goma dura, aros y anillos de goma o mordedores fríos (no congelados). Que sean seguros.

5. Ofrece a tu bebé algo frío. Los líquidos, gelatinas u otro alimento frío, incluso un pañuelo frío, suelen suavizar el dolor.

6. Gel para las encías. Bajo la autorización médica, se puede aplicar un gel para encías, soluciones tópicas o medicamentos analgésicos, antiinflamatorios o antipiréticos, en el caso de que el bebé esté muy irritable o tenga fiebre.

7. Cariño, comprensión y tranquilidad al bebé. Estar al lado del bebé, acurrucarle en brazos y darle mucho cariño le reconfortará.