La matrona en el embarazo, el parto y el pueperio

El papel de la matrona a lo largo de la gestación y en el posparto

La matrona es la profesional o el profesional clínico especializado, ya que también hay hombres que ejercen esta profesión, en proporcionar a la futura mamá los cuidados y la atención que necesita desde el momento de la concepción hasta que termina el pueperio. Además, te enseñará todo lo relacionado con los primeros cuidados del bebé.

La matrona también se ocupa de impartir los cursos de preparación para la maternidad. El número de visitas con la matrona a lo largo del embarazo depende de la organización de cada centro de salud. En cada consulta, la matrona vigila la evolución del embarazo y realiza las pruebas de salud necesarias, compartiendo esta atención con el ginecólogo.

El papel de la matrona en el embarazo, el parto y el pueperio

matrona con embarazada

En el embarazo. Durante esta etapa, la matrona será un apoyo fundamental para la futura madre y su función será asesorarla en el desarrollo de su experiencia como madre. Vigila su estado de salud, la evolución de la propia gestación y el desarrollo del bebé. Durante el embarazo, la matrona:
1. Aconseja a la madre sobre hábitos saludables de vida.
2. Brinda los cuidados necesarios para aliviar las molestias propias de cada trimestre de la gestación.
3. Informa sobre las pruebas que debe realizarse la madre durante la gestación.
4. Informa sobre los controles de desarrollo del bebé y escucha los latidos de su corazón.
5. Controla el estado de salud a la madre, estudiando su peso, su tensión, perímetro abdominal…
6. Responde a todas las dudas que tenga la futura mamá para que no tenga miedos o temores sobre el parto.
7. Controla el avance de la gestación.

En el momento del parto. Cuida del bienestar físico materno-fetal y atiende la situación emocional intensa por la que atraviesa la futura mamá en el momento del parto. En el momento del parto, la matrona:
1. Recibe a la mamá a su llegada al hospital para dar a luz.
2. Si el parto se ha iniciado, ella se ocupará del ingreso y de llevar a la futura mamá a la sala de dilatación, donde te atenderá durante el periodo de dilatación y el expulsivo. Si a lo largo del período de dilatación o el expulsivo apareciera cualquier complicación, avisará al medico obstetra para que él resuelva el problema que haya surgido.
3. Cuando llegue el momento adecuado, la matrona se ocupará de contactar o avisar al anestesista, si has solicitado la anestesia epidural.
4. Controla la dilatación y el estado del bebé a través de la monitorización fetal.
5. Cuando el parto sea inminente, te trasladará a la sala de partos. La matrona puede atender a la madre durante el período expulsivo y el alumbramiento, así como suturar la episiotomía.

Cuando el bebé ya ha nacido
1. Todavía en el hospital, la matrona controla la normalidad del posparto y del recién nacido durante las dos o tres horas posteriores al parto.
2. A partir de entonces, la madre recibirá los cuidados por parte de las enfermeras.
3. Una vez que hayas recibido el alta hospitalaria, la matrona te visitará o te recibirá en su consulta.
4. La matrona te informará y te asesorará en las cuestiones más importantes de esta nueva etapa, vigilará el estado de los puntos en caso de cesárea o episiotomía. 5. Te ayudará a instaurar la lactancia materna como método de alimentación de elección para el bebé.

La matrona en la sanidad

1. Pública. La matrona de la sanidad pública es la encargada del seguimiento del embarazo, mes a mes, y desde su propia consulta. Controlará tu tensión arterial, los cambios o aumento de peso, el ritmo cardiaco y las reacciones del bebé dentro del útero. Las matronas imparten también las clases de preparación al parto y aconsejan a las futuras mamás sobre higiene, alimentación, hábitos saludables y otros temas relacionados con la salud durante la gestación.
2. Privada. En la sanidad privada, el seguimiento del embarazo es realizado por el ginecólogo y el papel de la matrona comienza únicamente durante el parto. No obstante, si deseas recibir la atención de una matrona puedes solicitarlo a través de la sanidad pública porque ambos servicios no son incompatibles.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com