Cambios físicos en la preadolescencia

Cambios de los niños y niñas preadolescentes

Dicen que la adolescencia cada vez se alarga más y por eso nos encontramos con niños que deberían ser adultos. Pero también empieza antes y así nos encontramos con todos los cambios, dudas e inquietudes típicas de los adolescentes en niños y niña a partir de los 8 años

Cada etapa del desarrollo de tu hijo debe ser tratada con tacto. La preadolescencia no es fácil con todos esos cambios físicos y emocionales a los que deberéis hacer frente en familia. Pero para ayudar a los preadolescentes a que entiendan los cambios que están sufriendo, primero debemos entenderlos los padres.

Cuál es la etapa de la preadolescencia

Niños juntos

Es inevitable, los bebés dejan de ser bebés y casi sin darnos cuenta pasan de niños a adolescentes. El momento se va a anunciando desde los 8 o los 9 años con la etapa que se conoce como preadolescencia, donde niños y niñas comienzan su andadura por separado y se empiezan a dar cuenta de todos los cambios que está experimentando su cuerpo.

La preadolescencia se inicia hacia los 9 años y dura hasta los 13 años más o menos. No solo se trata cómo se va transformando su cuerpo, sino también su comportamiento. En esta etapa se observa cómo los niños pasan a relacionarse más con otros chicos varones de su edad y se distancian un tanto de las niñas. Por su parte, las niñas también prefieren la compañía de otras chicas y es en este momento cuando se empiezan a compartir secretos.

La relación de los preadolescentes con los padres también cambia, no de forma radical, sino paulatinamente. Así, empiezan a aislarse en su habitación rehuyendo el contacto con el resto de la familia. Se vuelven más distantes y será el comportamiento que adopten hasta pasada la adolescencia. Paciencia, cariño y mucho tacto no nos debe faltar a los padres para superar con éxito este periodo.

Los cambios físicos en la preadolescencia

Es en los inicios de la preadolescencia, cuando aún los niños recurren a sus padres en busca de consejo y asesoramiento, cuando debemos intentar explicar a nuestros hijos lo que está ocurriendo en su cuerpo. Está cambiando, el cuerpo está creciendo y empieza tomar la forma que tendrá de adulto.

Explicar con naturalidad la transformación física es fundamental para esos niños que de pronto pegan el estirón, su genitales se hacen más evidentes y el vello empieza a surgir en todo su cuerpo en el caso de los niños. Y si hay un rasgo físico característico de la preadolescencia es el acné, algo que por más común  que sea, puede ocasionar más de un complejo.

Los cambios físicos de las niñas son casi más evidentes que los de los niños. Crece el pecho, las caderas se ensanchan y empieza a surgir el vello. Además, al final de la preadolescencia será cuando les llegue su primera menstruación. Es el momento de explicarle a la niña la necesidad de aceptar cuanto antes todos los procesos fisiológicos que conlleva la edad adulta.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com