5 mitos sobre la mantequilla

Cinco cosas sobre la mantequilla que no son verdad

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Muchos alimentos causan dudas en cuanto a su efectividad en la salud. Comer unos u otros puede ayudarnos a estar más sanos por dentro y por fuera, y otros deberían estar fuera de la dieta si queremos conservar la línea y no padecer enfermedades. Pero para ello, amén de sus beneficios y desventajas, también hemos de conocer los mitos que les rodean, como sucede con la mantequilla

Los beneficios de comer mantequilla

Beneficios de comer mantequilla

Aunque el consumo de mantequilla puede estar ligado a engordar, es un alimento que tiene muchas ventajas para el organismo. El primero de ellos es que es rica en grasas monoinsaturadas, algo fundamental para el cuerpo porque son aquellas que tenemos que ingerir. 

Por otra parte, también la mantequilla es un alimento rico en vitaminas y nutrientes que ingeridos en cantidades pequeñas pueden ayudar al equilibrio corporal. Si se abusa de ella, como de cualquier otra comida, será el momento en el que el cuerpo note los cambios negativos. 

Cinco mitos sobre comer mantequilla

1. La margarina es mejor que la mantequilla: siempre se ha querido dejar claro que la margarina es más sana que la mantequilla, pero ahora esta afirmación plantea sus dudas. Existen dos vertientes: los expertos que afirman que la mantequilla es más sana por tener menos manipulación en su proceso y por no incluír grasas trans y los que sostienen que la margarina es más saludable al tener menos grasas saturadas. Ambos tienen más o menos la misma proporción de grasas, sólo que son de procedencia distinta. La mantequilla es grasa animal mientras que la margarina se consigue con una mezcla de grasas vegetales. 

2. La mantequilla es mala para el corazón: recientemente ha quedado denostado que la mantequilla, al igual que el consumo de carnes rojas, no es dañina para el corazón si se consume en pequeñas cantidades. 

3. La mantequilla engorda más que el aceite: realmente, no es cierto que el aceite y la mantequilla tengan aportes calóricos demasiado diferentes, por lo que consumido en cantidades no demasiado altas no debería engordar. 

4. La mantequilla solo contiene grasas: realmente la mantequilla es algo más de las grasas de las que está compuesta, ya que se trata de un producto lácteo, que es elaborado a partir de la leche, pero que también cuenta con aceites vegetales. 

5. No hay que comer mantequilla: las propiedades que contiene la mantequilla son absolutamente necesarias para el organismo, y además, tal y como pasa con todos los alimentos ricos en grasas, la mantequilla es buena si se come con conocimiento y no en exceso.