Cómo elegir el biberón del bebé

Tipos de biberón que podemos darle al bebé

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Cuando nace el bebé, muchos pensamientos de los padres son referentes a la alimentación del nuevo miembro de la familia. Aunque la mejor alimentación siempre que se pueda es la lactancia materna, algunas mujeres se ven obligadas o eligen alimentar a su hijo con biberón. Pero, ¿cómo podemos elegir el mejor biberón para el bebé?

El biberón para el bebé 

El biberón para el bebé

El biberón sirve para alimentar al bebé con leche de fórmula (o leche materna previamente extraída con el sacaleches), y para acertar con el que escogemos para nuestro hijo, es necesario que cumpla ciertos requisitos. Hay que tener en cuenta algunos aspectos a la hora de elegir el biberón en cuestión, aunque muchos bebés rechazan algunos según la tetina porque no son los que mejor se adaptan a su boca.

También puede ocurrir que si ha habido lactancia materna previa, el bebé rechace durante las primeras tomas el biberón, pero cuando encontremos el que mejor se adapte a él, el proceso será más sencillo. 

De forma general, es necesario elegir un biberón que sea funcional para que no sea demasiado complicado lavarlo, y también que sea sencillo de esterilizar. Además, probar con distintos modelos o tetinas nos ayudará a saber qué está demandando exactamente nuestro bebé. 

Tipos de biberón para el bebé 

Biberón de plástico: Los biberones con plástico irrompible son muy prácticos cuando los bebés ya pueden sostenerlos solos y bebérselos ellos mismos, ya sea la propia leche incluso, o agua cuando estamos de paseo. 

Biberón de vidrio: Aunque es más delicado y sobre todo pesa más, es bastante bueno para los bebés sobre todo los primeros meses en los que están alimentándose con ello. Por otra parte, es mucho más fácil de limpiar y de esterilizar.

- Biberón con tetina de caucho: Este tipo de tetina puede ser escogido cuando el niño ya tenga dientes, porque es mucho más fuerte que las de silicona. 

- Biberón con tetina de silicona: Las tetinas de silicona para los biberones son las más clásicas, y además las más seguras para que el bebé se sienta cómodo desde el principio. No se pueden usar eternamente, ya que cuando empiezan a estar un poco manidas pueden ser molestas para las encías del pequeño.

- Biberón anti- reflujo: Aunque hay vertientes opuestas que critican este modelo, para algunos expertos se trata de la opción ideal para evitar el reflujo de los bebés desde su nacimiento hasta los primeros doce meses de vida. Su particularidad es que tiene un ángulo con una inclinación de 30º que impide que esto suceda y además ayuda a los padres.