Cómo introducir alimentos sólidos en el menú del bebé

En qué consiste el Baby led weaning para alimentar a los bebés

El baby led weaning (BLW) es una forma de alimentar al bebé sin recurrir a comida triturada, dejándole libertad para que el mismo se alimente y ofreciéndole los alimentos en formatos que pueda coger con sus propias manos.

El BLW no es un invento reciente, es algo que ha existido siempre, ¿o es que nuestros antepasados se alimentaron a base de purés y siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de un pediatra? Sin embargo, en esta época en la que las nuevas tecnologías dominan nuestras vidas, ésta es una de las tendencias que se inclinan hacia una manera más natural de hacer las cosas.

A partir de qué edad podemos dar al bebé alimentos sólidos

Bebé con zanahoria en mano

A partir de los 6 meses, los bebés comienzan a mostrar interés por la comida, sobre todo si se sientan a la mesa con el resto de la familia, y éste es el momento ideal para dejarle experimentar con los nuevos sabores y texturas. Además, es alrededor de los 7-9 meses cuando comienzan a desarrollar la motricidad fina, siendo capaces de usar sus dedos pulgar e índice a modo de pinza para coger alimentos y llevárselos a la boca.

Inicialmente los alimentos que pueden ofrecerse son, por ejemplo, palitos de zanahoria o flores de brócoli bien cocidos, rodajas de plátano, palitos de pera u otra fruta muy madura (puede cocerse si la fruta no está suficientemente blanda), palitos de pan o tostada cortada en tiras si ya come gluten, arroz o pasta cocida… Las opciones son infinitas, dependiendo de lo que en casa se acostumbre a comer, aunque lo más probable es que el bebé muestre más interés en lo que hay en el plato de los papas o hermanos mayores, que en aquello que les ofrecemos. En este caso, no existe problema alguno en dejarle probar, lo más probable es que únicamente tome una porción minúscula, que saciara su curiosidad hasta la próxima comida familiar.

La carne picada es una opción muy interesante cuando ya manejan con soltura los dedos, ya que es necesario asegurar un aporte de hierro a partir de los 6 meses de edad. Pequeños trozos de pollo, pescado o huevos… también pueden ofrecerse a la edad apropiada, aunque, curiosamente, muchos bebés son capaces de coger un muslo de pollo y dejarlo completamente limpio mucho antes de lo que los padres pensamos.

Cuando el bebé esta ya familiarizado con las texturas blandas, pueden ofrecerse alimentos que requieran algo más de masticado, como verduras crudas como el pimiento o frutas más duras, como la manzana.

Ventajas y desventajas del baby led weaning para los bebés

- Ventajas: Como ventajas, el BLW ofrece multitud de ellas, el bebé puede sentarse y compartir el momento de la comida con el resto de la familia, está expuesto a una gran variedad de sabores y texturas desde una edad temprana, lo que hace menos probable su rechazo a otros alimentos que se introduzcan con posterioridad, y, además, favorece el que el bebé decida él mismo que cantidad comer, una lección importantísima de cara a prevenir la obesidad. 

- Desventajas: Sin embargo, con el BLW, se desperdicia mucha más comida, ya que al alimentarse sólo el bebé deja caer gran parte al suelo y es, en general, una opción más sucia que la alimentación a base de purés.

A la hora de elegir la mejor opción de alimentación complementaria, conviene recordar que no es tan importante la cantidad que ingiere como la variedad de texturas y sabores a los que se enfrenta, ya que la cantidad ira aumentando poco a poco, pero si se estanca en una única textura será difícil hacerle cambiar.

Carlota Reviriego

Carlota Reviriego

Nutricionista