Destete del bebé. Alimentación en el sexto y séptimo mes

Alimentación del bebé durante el destete y el fin de la lactancia

El final de la lactancia materna y el proceso del destete es una etapa muy importante en la alimentación del bebé y supone un sinfín de dudas para los padres. Según los expertos, hasta los seis meses de edad no es recomendable introducir una dieta sólida por la inmadurez del sistema digestivo del pequeño y por los beneficios de la leche materna.

Una vez que se cruza ese umbral, se lleva a cabo el proceso del destete, combinando la leche materna o la leche de fórmula con los nuevos alimentos hasta los dos años como mínimo, según aconseja la Organización Mundial de la Salud. 

El sexto y el séptimo mes la dieta se basará en leche, frutas, verduras y cereales, mientras que a partir del octavo mes se pueden introducir poco a poco las carnes, los pescados, las legumbres y el huevo.

Tipos de alimentos en el sexto mes del bebé

Destete y alimentación el sexto mes del bebé

Según los especialistas del Instituto Nacional de Pediatría de México (INP), es fundamental conocer el tipo de alimentos, la cantidad y la frecuencia con que deben darse en función de la edad del bebé. 

 En el sexto mes del bebé se inicia el destete y se introducen los primeros alimentos semisólidos. El INP recomienda probar cada nuevo producto por si solo y en una pequeña cantidad para descartar que existan intolerancias o alergias alimenticias.

Los primeros alimentos aconsejados son las verduras y las frutas, ricas en vitaminas y minerales, como la zanahoria, la calabaza, el plátano o la manzana, preparados siempre en purés o papillas. La cantidad será de entre una y dos cucharadas pequeñas una o dos veces al día, mejor por la mañana, y aumentando paulatinamente la variedad y la cantidad según transcurra el mes. No olvidar que debe mantenerse la lactancia o la leche de fórmula.

Tipos de alimentos en el séptimo mes del bebé

A partir del séptimo mes de vida del bebé pueden empezar a introducirse los cereales y algunos tubérculos en la dieta, ya que tienen un gran aporte energético y vitamínico. Se recomienda el arroz, el maíz y las patatas, los primeros pueden ir mezclados con la leche o en papillas y purés.

Respecto a la cantidad, se mantiene igual que el mes anterior, una o dos cucharadas pequeñas una o dos veces al día. Además se puede aumentar el tipo de frutas y verduras, según la temporada.

No olvides que estos primeros mese debes tener paciencia con tu pequeño, sobre todo cuando rechace algún alimento. Puedes mezclar dicho producto con otros sabores o texturas, y aprovecha también los alimentos de temporada, siempre frescos y naturales.

 Fuentes:

. Colaboradora de GuiaInfantil.com