Beneficios de la fibra en la alimentación de niños y embarazadas

Ventajas de incluir fibra en la dieta durante la infancia y la gestación

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Los alimentos con fibra son necesarios para llevar una dieta sana y equilibrada, ya que guardan múltiples beneficios para el cuerpo en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, son especialmente buenos tanto para las mujeres que están esperando un bebé como para los niños. Conoce las ventajas de que nuestros hijos ingieran alimentos con fibra y por qué son también buenos para las embarazadas. 

Beneficios de los alimentos con fibra para embarazadas

Embarazada mira manzana

Reduce el estreñimiento: Si hay un síntoma o molestia común en el embarazo para todas las mujeres es el hecho de que el estreñimiento se presenta en un alto porcentaje de los embarazos. La dificultad para ir al baño en un momento tan delicado puede ser una auténtica tortura para muchas embarazadas. Para conseguir reducirlo, nada mejor que ingerir alimentos ricos en fibra, como es el caso del arroz o la pasta

Baja el colesterol: Al contrario de lo que se pensaba hace unos años, la fibra no contribuye a que suba el colesterol, sino precisamente a que se baje. Esto es posible en el embarazo con alimentos como legumbres en ensalada o sopas, o también frutas como la manzana y reduciendo otros alimentos que sí contribuyen a subir los niveles de colesterol como son las grasas en exceso. 

Ayuda al desarrollo del bebé: Si hay algo importante en el embarazo es el desarrollo del niño que viene en camino, y los hábitos de la mujer y su alimentación son cruciales para que el bebé crezca sano. Por ello, el consumo de fibra es fundamental para el desarrollo fetal, como el pan o los cereales que no sean procesados. 

Ventajas de los alimentos con fibra para los niños 

Mejora su sistema digestivo: Los niños pueden encontrar en la fibra el gran aliado para tener un sistema digestivo saludable. Para ello, es necesario ingerir alimentos como cereales, arroz integral o frutas como manzanas, mandarinas o naranjas, cuyas propiedades hacen que el sistema del organismo esté en perfectos niveles de salud, y contribuyen a mejorar el tránsito intestinal

Reducen la obesidad infantil: Los alimentos que tienen mucha fibra, como pueden ser los cereales o tipos de legumbres como las lentejas, pueden ayudar a luchar contra el sobrepeso infantil. La razón es que cuentan con propiedades saciantes, es decir, que no se tiene hambre de forma instantánea después de comerlos, y eso hace que los niños no abusen de la comida sin necesidad de llenar su estómago. 

Previene enfermedades: Las propiedades de la fibra son desintoxicantes, lo que significa que depura el intestino y así reduce males como el cáncer de colon o también enfermedades cardiovasculares.