Riesgos de eliminar el gluten si el niño no ha sido diagnosticado

Peligro de eliminar el gluten de la dieta infantil sin un diagnóstico

Carlota ReviriegoNutricionista

A día de hoy, parecen existir tres enfermedades relacionadas con la reacción al gluten presente en la dieta: la alergia al trigo, la sensibilidad al gluten y la celiaquía.

En la actualidad su diagnóstico requiere de un simple análisis de sangre acompañado de una biopsia intestinal. En cuanto al tratamiento, como los síntomas los produce la presencia en la dieta de gluten o proteínas similares, la recuperación de las vellosidades del intestino delgado afectadas solo se consigue tras eliminar el gluten de la dieta en su totalidad. Pero, ¿qué ocurre si eliminamos el gluten de la dieta del niño sin que esté diagnosticado?

Por qué no eliminar el gluten de la dieta del niño sin diagnóstico 

Riesgos de la dieta sin gluten para niños

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que se manifiesta a través de síntomas gastrointestinales de variable gravedad, incluyendo otros síntomas derivados de la deficiencia por malabsorción de micronutrientes. Pero, ¿por qué no eliminar el gluten de la dieta sin necesidad=

Eliminar el gluten de la dieta de los niños supone un reto para las familias, no solo por la cantidad de productos que contienen gluten en su composición, sino por lo afectada que puede verse la economía familiar al tener que consumir estos productos, hasta 3 veces más caros que el producto original en algunas ocasiones.

- Existe en la actualidad una corriente que asegura que la eliminación del gluten de la dieta en casos en que no se haya diagnosticado celiaquía, e incluso en casos en los que no haya síntoma alguno de intolerancia, es beneficiosa para la salud. Sin embarego, mientras que no hay estudios científicos que lo avalen, pueden existir deficiencias causadas por la dieta libre de gluten que se pueden originar, de manera innecesaria.

- Además, la retirada innecesaria del gluten de la dieta puede entorpecer las pruebas diagnósticas de la celiaquía en caso de que fueran necesarias, encubriendo la inflamación característica de las vellosidades y obstaculizando su diagnóstico, pudiendo ocasionar un aumento en la gravedad de la enfermedad. 

- Las vitaminas del grupo B son unas de las posibles deficiencias que una dieta libre de gluten acarrea.

- La cantidad de fibra ingerida se ve también comprometida, ya que los cereales, sobre todo si son integrales, son una fuente estupenda. 

- Se han observado variaciones en la microflora intestinal, favoreciendo la presencia de bacterias perjudiciales para la salud, tras la eliminación del gluten de la dieta.

- Los cereales, además de gluten, contienen inulina, un prebiótico natural. Los prebióticos son ingredientes de los alimentos que el organismo no puede digerir y que actúan en el tracto gastrointestinal estimulando el crecimiento de las bacterias beneficiosas allí presentes. Dada la estrecha comunicación que existe entre la población bacteriana presente en el tracto gastrointestinal y el sistema inmune, este desequilibrio en la flora repercute directamente de manera negativa en la salud. 

Del mismo modo que si no se es alérgico a los cacahuetes no hay porque evitarlos, no existe necesidad alguna de evitar el gluten si no se ha diagnosticado una intolerancia.