Omega 3, Hierro y Vitamina D en la dieta infantil

Consejos para ofrecer una alimentación equilibrada y rica para los niños

La salud y el crecimiento de los niños son una de las principales preocupaciones de los padres. Por eso es vital conocer cuáles son los nutrientes más importantes en su alimentación y cómo introducirlos adecuadamente en su dieta.

Un estudio realizado por Universidad de Granada, a cargo de la doctora Cristina Campoy, ha analizado los hábitos alimenticios de 161 niños de corta edad, y presenta algunas conclusiones interesantes a tener en cuenta a la hora de alimentar a los niños.

Importancia del Hierro y la Vitamina D en el crecimiento infantil

Leches de crecimiento para niños

Uno de los datos claves revelados por el estudio, ha sido el déficit de hierro detectado entre los menores participantes. En un 64 por ciento de los casos estudiados, el niño no recibía las aportaciones aconsejadas de ese mineral. El Institute of Medicine, órgano asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda consumir de 4 a 12 mg al día de hierro, en niños de entre uno y tres años de edad. Se trata de uno de los nutrientes más importantes durante esta etapa, ya que contribuye al desarrollo cognitivo y motor de los niños.

Otra de las conclusiones del estudio se ha referido a la Vitamina D, cuyos niveles fueron también encontrados por debajo de los índices recomendados. A pesar de su papel clave en el crecimiento de los niños a largo plazo, ninguno de los participantes en el estudio alcanzaba los niveles indicados.

A través de la vitamina D se facilita la absorción de calcio, por lo que está directamente relacionada con el crecimiento y fortaleza de los huesos durante la infancia. Su déficit en los primeros años de vida de los niños, se asocia a complicaciones crónicas como la hipertensión o la Diabetes tipo 1.

La carencia de Omega 3. Un peligro para el desarrollo cerebral

Es muy importante cuidar la alimentación desde el embarazo y en los primeros años de vida del niño, ya que los alimentos elegidos tendrán influencia a largo plazo en la salud del pequeño. Los ácidos grasos Omega 3 DHA se han revelado como un elemento fundamental para el desarrollo de las células cerebrales.

El nivel de ácidos grasos Omega 3 DHA, recomendado a partir de los doce meses de edad, es de 100 mg. diarios, según la EFSA (European Food Safety Authority). Por esta razón, se aconseja introducir alimentos a la dieta infantil, como el pescado, las nueces y otros alimentos enriquecidos como la leche.

Cómo elaborar una dieta equilibrada para los niños

Una dieta completa y equilibrada para niños debe contener entre tres y cinco raciones semanales de pescado (principal fuente de Omega 3), así como de carnes rojas, legumbres (que aportan hierro) y huevo, por su gran contenido de vitamina D. Si el niño muestra rechazo hacia estos alimentos, o el ritmo de vida familiar impide elaborar una dieta saludable, se puede recurrir a la leche de crecimiento, enriquecida con Omega 3 DHA y Hierro, entre otros nutrientes.

Lo más importante es lograr un adecuado nivel de las cantidades diarias recomendadas en la siguiente tabla, ya que cumplen una función clave en el desarrollo de los sistemas cognitivo, motor, inmunitario o nervioso, entre otros, de los niños.

Nutrientes

Cantidades Recomendadas en niños de 1-3 años

Alimentos que los contienen Funciones 
Omega 3 DHA  100 mg al día (EFSA)

 Pescado azul

 Fundamental para la formación del cerebro

 Hierro

 4 a 12 mg al día (OMS)

 Legumbres y carnes rojas

 Desarrollo del sistema cognitivo y motor

 Vitamina D

 400 UI al día (AAP)  Yema de huevo  Facilita la absorción de calcio