Cuidar la dieta durante el embarazo

Guía de consejos básicos para la alimentación de la mujer embarazada. Comidas y bebidas para el embarazo.

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Si antes del embarazo tenías un peso saludable, está recomendado que engordes entre 9 y 14 kilos. El ginecólogo llevará un control la ganancia de kilos durante todo el embarazo, por lo que será él quien te guíe para evitar que tengas un sobrepeso o un bajo peso, ya que ambas situaciones pueden ser perjudiciales para el buen desarrollo del bebé. Sin embargo, tu misma puedes comenzar a llevar una pauta de aliementación sana y equilibrada y cuidar la dieta durante el embarazo, siguiendo unos simples consejos.

Cuidar las comidas durante el embarazo

embarazada come ensalada

Una de las máximas en torno a la alimentación de la embarazada es no comer por dos, no es necesario doblar las raciones de comida, puesto que esto te hará ganar más peso del deseado o necesario y, después será más difícil recuperar tu figura. Desde el comienzo del embarazo habrás da adoptar hábitos saludables de alimentación y cuidar tu dieta de embarazada, evitando aquello que es más calórico y menos sano. Realizar 5 comidas al día poco copiosas será lo ideal y te ayudará si sufres náuseas, ardor de estómago o no quieres coger demasiado peso.

- El desayuno de la embarazada: si antes del embarazo desayunabas frugallmente o sólo tomabas un café, ahora imponte una pauta y siéntate tranquila a desayunar. Introduce a primera hora de la mañana lácteos, cereales y fruta. Incluso puedes tomar tostadas ya que los carbohidratos son una fuente importante de energía. 

- A media mañana: si estás fuera de casa, llévate una pieza de fruta o un yogur. Evita los picoteos entre horas, sobre todo de snacks o bollería industrial. No pasa nada si un día te saltas esta norma, pero si adquieres el hábito de tomar bollos y dulces entre horas será probable que comiences a ganar peso y cuides así tu dieta durante el embarazo.

- La comida de la embarazada: elige alimentos ricos en nutrientes y vitaminas. Puedes introducir en tu menú carnes, pescados, huevos, verduras, vegetales y legumbres. Intenta habituarte a finalizar tus comidas durante la gestación con una pieza de fruta, rica en vitaminas, esenciales para el buen desarrollo del bebé. Si comes fuera de casa, puedes llevarte la comida ya preparada, pero si has de comer en restaurantes habitualmente, evita los precocinados y comida rápida. 

- La merienda durante el embarazo: intenta no saltarte la merienda, este pequeño aporte de alimentos para la embarazada durante la tarde hará que no llegues a la cena desesperada por asaltar la nevera y comerte todo lo que encuentres. Unas galletas integrales, queso bajo en grasa, una pieza de fruta o un yogur serán alimentos ideales en tu menú de embarazada.

- La cena de la embarazada: puedes variar entre comidas ricas en proteínas como las carnes y pescados, las que contienen folatos como espinacas o cereales y la fibra, presente en frutas y verduras. 

Las bebidas para la embarazada

Los lácteos, asimismo, son un aporte esencial para la embarazada. Tienes que acostumbrarte a tomar al menos 1 litro al día de leche. Puedes también alternar entre leche, quesos o yogures para conseguir el suplemento de calcio necesario para ti y el desarrollo del bebé, será básico para la formación de sus huesos.

Otra de las rutinas que debes adoptar para cuidar tu dieta durante el embarazo es beber abundante agua, al menos 2 litros al día para estar bien hidratada. Puedes también sustituir agua por zumos de frutas naturales sin azúcares añadidos.

Las bebidas con cafeína no están erradicadas en las dietas del embarazo pero sí has de limitar el consumo, así como las bebidas carbonatadas ya que producen muchos gases. En cuanto al alcohol, está totalmente prohibido durante el embarazo.