Hábitos saludables en la dieta de la embarazada

Alimentos que se pueden comer y alimentos que se han de evitar.

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Engordar durante el embarazo es algo inevitable. Los expertos recomiendan ganar entre 9 y 15 kilos si antes del embarazo se tenía un peso normal. Sin embargo, es fácil pasarse del peso adecuado. Muchas mujeres aprovechan este momento para comer más de la cuenta y utilizan el falso mito de que hay que comer por dos para asaltar la nevera y picar de todo y a todas horas.

Sin embargo, en Guiainfantil.com te damos unos cuantos consejos muy sencillos que puedes seguir para tener unos hábitos saludables en el embarazo y llevar dieta sana y equilibrada.

Ideas para mantener una dieta equilibrada

Hábitos saludables en la dieta del embarazo

A lo largo de todo el embarazo es tan poco recomendable comer de manera abundante como realizar una dieta para evitar ganar peso. Lo fundamental es saber comer y adquirir algunos hábitos de comida, introduciendo en la dieta todos aquellos alimentos nutritivos necesarios para el buen desarrollo del bebé y sustituir los productos menos recomendables por los que sean más saludables. Algunos trucos para llevar a cabo unos hábitos saludables en tu dieta durante la gestación:

- La embarazada ha de realizar un buen desayuno. Si antes de la gestación no desayunabas o sólo tomabas un café, es hora de cambiar esta rutina. Introduce en tu dieta lácteos, fruta y cereales todos los días.

- Si a media mañana sientes hambre, toma una o varias piezas de fruta y yogures.

- Elige alimentos con nutrientes para tus comidas y cenas. Proteínas (carnes, pescados, legumbres, huevos), grasas saludables (nueces, aceite de oliva, ácidos grasos omega3), folatos (zumo de naranja, espinacas, lentejas) y fibra (cereales, frutas y verduras) han de constituir una base en tu dieta y constituir un hábito en tu dieta durante la gestación.

- Realiza una merienda todos los días, puedes tomar un yogur, plátano, galletas integrales, manzana o queso bajo en grasa.

- Bebe abundante agua durante todo el día, al menos 2 litros, aunque puedes sustituirlos por zumos si quieres variar.

Sustituir y evitar alimentos en el embarazo

Algunos alimentos no te aportan ningún nutriente o sólo traen consigo un exceso de grasa por lo que puedes sustituirlos por otro tipo de productos. Adoptar estos hábitos saludables te ayudará a no ganar un peso excesivo durante el embarazo:

- Puedes tomar leche desnatada o semidesnatada en vez de entera.

- Cuando hagas la compra escoge carnes magras en lugar de las más grasas.

- No compres postres preparados y come aquellos que sean caseros para saber lo que llevan y en qué proporción.

- En lugar de tomar bebidas carbohidratadas, bebe zumos, ya que durante el embarazo podrías sufrir de un exceso de gases y estos refrescos no te ayudarán.

- No tomes bollería industrial o snacks para picar entre horas, es preferible y más sano tomar fruta o algún lácteo.

Asimismo, evita tomar alimentos poco cocinados o crudos, sobre todo, si has dado negativo en la prueba de la toxoplasmosis. No tomes hortalizas y verduras que no estén bien lavadas y evita un exceso de cafeína en tu dieta de embarazada. Seguir todos estos hábitos saludables en la alimentación durante el embarazo será beneficioso para ti y crearás una rutina que puedes continuar cuando nazca el bebé.