La higiene de los alimentos durante el embarazo

Durante la gestación es muy importante que mantengas una correcta higiene en tu dieta de embarazada

En cualquier momento de la vida hay que seguir una dieta sana y saludable, y además, estar pendiente de una correcta higiene en el manejo de los alimentos. Sin embargo, el embarazo es una etapa de la mujer en la que ha de extremar la precaución con todo tema relacionado con la salud y la alimentación. Saber cómo has de manipular los alimentos y evitar ciertos productos en tu dieta será beneficioso para ti y para tu bebé.

Higiene de los alimentos: cómo manipularlos

La higiene en los alimentos durante el embarazo

No sólo es importante que estés pendiente de llevar una dieta sana y equilibrada a lo largo de todo el embarazo. Además, hay una serie de consejos fáciles y útiles que puedes adoptar como una rutina a la hora de cocinar tus menús de embarazada para tener una perfecta higiene con los alimentos:

- Si vas a cocinar alimentos, tanto de origen animal como vegetal, lávate las manos antes y después de manipularlos. 

- Mantén siempre limpia la encimera o mesa de trabajo donde estés cocinando los alimentos y mantén una escrupulosa limpieza cuando termines de cocinar.

- Limpia bien los utensilios de cocina con los que hayas estado cocinando.

- Si vas a prepararte una ensalada, lava con abundante agua todos los ingredientes para mantener a higiene de los productos que consumes embarazada.

- Guarda de forma segura en nevera todos los alimentos cocinados y que no vayas a consumir inmediatamente y, en caso de no estar segura de que estén en buen estado, tíralos a la basura.

- Cuando hagas la compra en el supermercado, asegúrate de que los productos que adquieres tienen un correcto proceso de elaboración y envasado.

- Si prefieres tomar la fruta con piel, preocúpate de lavarla bien, de esta manera te aseguras la correcta higiene de los alimentos que ingieres.

Alimentos a evitar en tu dieta de embarazada

No todos los alimentos son beneficiosos durante el embarazo, es mejor que los elimines de tu dieta cuanto antes para prevenir posibles malformaciones en el bebé:

- Si vas a comer fuera de casa, no tomes ensaladas o vegetales crudos si no tienes la certeza de que cumplen con todas las normas de higiene necesarias.

- Evita todo producto procedente del animal que no esté cocinado. Si tu prueba de toxoplasmosis es negativa, ten la precaución de no tomar patés, carnes y pescados crudos y embutidos.

- Elimina de tu dieta de embarazada todos aquellos productos no pasteurizados como determinados quesos o lácteos ya que contienen una bacteria denominada listeria que podría ser perjudicial para el bebé.

Alba Caraballo. Editora de Guiainfantil.com