Importancia de la vitamina E para niños y embarazadas

Por qué es importante la vitamina E para niños y embarazadas

Aunque todos debemos procurar consumir a través de la alimentación todas las vitaminas que el organismo necesita, son los niños y las embarazadas quienes más deben preocuparse por conseguir todos los nutrientes.

La vitamina E es esencial para la prevención de algunas enfermedades y también para un crecimiento saludable y la podemos encontrar en muchos alimentos que debemos incluir en la alimentación infantil y en la dieta durante el embarazo.

Para qué sirve la vitamina E

Bebé come brócoli

Es indudable que necesitamos todas las vitaminas y minerales para gozar de una buena salud, pero cada vitamina ejerce una función específica, por eso en esta ocasión analizamos las funciones de la vitamina E.

- La vitamina E es un excelente protector frente a las enfermedades del corazón, algo de lo que debemos preocuparnos en todas las edades.

- Al igual que la vitamina A, la vitamina E es un poderoso antioxidante y numerosos estudios relacionan esta vitamina con un menor riesgo de cáncer.

- Esta vitamina E alivia la inflamación derivada de algunas enfermedades y también resulta de gran ayuda para paliar los efectos de la diabetes

- El principal beneficio de la vitamina E se encuentra en su función protectora de la visión, resultando muy útil para prevenir algunos de los problemas oculares más frecuentes en niños.

Alimentos ricos en vitamina E

La mejor forma de conseguir todas las vitaminas es a través de una alimentación variada, pero hay algunos alimentos a los que podemos prestar especial atención si queremos incluir la vitamina E en la alimentación durante el embarazo o en la dieta diaria de los niños.

- Los frutos secos contienen altas cantidades de vitamina E, especialmente las almendras y los cacahuetes que también favorecen la concentración. En menor medida también lo encontramos en las avellanas y en los pistachos.

- Entre las verduras, las más ricas en vitamina E son  el brócoli y las espinacas, pero también conviene incluir tomates, pimientos y espárragos.

- Algunas especias y condimentos como el pimentón, la albahaca y el orégano contienen mucha vitamina E y además son excelentes para mejorar el sabor de los platos.

- No pueden faltar las frutas en la alimentación infantil y podemos tener en cuenta que las que más vitamina E contienen son los kiwis y el mango

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com