Cómo prepararte para la lactancia durante el embarazo

Cosas que debes conocer antes de dar el pecho

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

De la misma manera que durante el embarazo consultamos todas nuestras dudas sobre el desarrollo del bebé, lo que se puede comer y lo que no, y qué cuidados debemos tener, es importante informarse también sobre todo lo relativo a la lactancia.

No es extraño el caso de madres primerizas que se enfrentan a la lactancia teniendo muy poca o casi nula información al respecto. Es entonces cuando surgen los problemas, los dolores, las grietas, la mastitis e incluso el abandono de la lactancia. Para evitarlo, desde Guiainfantil.com te contamos cómo debes prepararte durante tu embarazo para tener una buena adaptación a la lactancia y además, disfrutarla.

Consejos para estar lista para amamantar al bebé

Preparar la lactancia

1- Información: lo principal es recolectar toda la información posible, para saber cómo has de colocar al bebé, en qué consiste la lactancia a demanda, cómo evitar las grietas o qué tipo de sujetadores son los más adecuados.

2- Apoyo: Puedes acudir a los grupos de apoyo a la lactancia o a tu matrona quien te ayudará a prepararte para cuando llegue el momento. Existen múltiples asociaciones que imparten clases sobre lactancia y además dan apoyo durante todo el proceso.

3- Básicos para la lactancia: te vendrá bien tener ciertos materiales para que cuando llegue el momento no tengas que salir corriendo a buscarlos. Igual que preparaste la canastilla del bebé, ahora tendrás que hacerte con:

- sujetador de lactancia
- discos de lactancia absorbentes para evitar que manches la ropa
- un sacaleches por si quieres guardar para alguna toma en la que no estés 
- botes para esterilizar la leche
- te vendrá bien tener ropa cómoda que te facilite la lactancia

4- Cremas: hay muchas mujeres que se compran cremas o ungüentos para evitar las grietas, pero en ocasiones pueden reblandecer la zona y producir el efecto contrario, por lo que no son necesarias.

5- Endurecer los pezones: no intentes masajear, pellizcar preparar los pezones antes de que nazca el bebé, puede provocar contracciones al liberar oxitocina. Si tienes el pezón invertido, consulta a tu matrona.