Crisis de lactancia de los 3 meses en los bebés

Cómo es la crisis de lactancia de los tres meses

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Durante la lactancia materna pueden darse pequeñas crisis, momentos en los que el bebé de repente rechaza el pecho materno. En la muchos casos la mamá, desconcertada, llega a pensar que tal vez su hijo le esté indicando que ya no quiere más pecho y lo tome como un inicio del destete. Pero no es así.

Te explicamos cuáles son las principales características de la crisis de lactancia de los tres meses, cómo reconocerla y qué hacer para continuar con la lactancia materna.

Causas de la crisis de lactancia de los tres meses  

Madre da de mamar al bebé

A los tres meses aproximadamente, el reflejo de eyección de la leche se retarda. Es decir, que la leche materna, expulsada gracias a la acción de la hormona oxitocina y a  la glándula mamaria, ahora no sale tan deprisa.

Hasta ese momento, el recién nacido obtenía la leche materna de manera inmediata nada más engancharse al pecho, pero ahora tiene que esperar más. Se calcula qe desde el tercer mes, la leche tarda entre un minuto y un minuto y medio en salir. Esto hace que los bebés menos pacientes se desesperen.

Señales de la crisis de lactancia de los tres meses en el bebé

Esta crisis supone el mayor riesgo de destete del bebé, ya que las madres lo pueden tomar, de forma equivocada, como una señal de que ya no tienen leche o de que el bebé ya no la quiere. Sin embargo, si son pacientes y esperan entre dos y tres días, la crisis pasará y su hijo volverá a mamar con regularidad. 

Estas son las principales señales de que el bebé pasa por una crisis de lactancia a los tres meses:

- El bebé se enfada mucho cada vez que se engancha al pecho. 

- Llora más y tira del pezón con insistencia.

- El bebé parece que siempre tiene hambre.

- Se irrita con facilidad.

Vídeo explicativo de la crisis de lactancia de los tres meses