Los cereales en la alimentación de los niños

Beneficios de los cereales durante la infancia

El primer alimento sólido que se incorpora en la dieta de los bebés son los cereales. Después de los primeros meses de vida en los que el bebe se encuentra en el periodo de lactancia es cuando se comienzan a introducir los cereales en su dieta en forma de papilla.

Los pediatras aconsejan que sea a partir del cuarto mes de vida del niño, ya que su organismo se encuentra preparado para digerirlos y asimilarlos.

Qué aportan a los niños los cereales

Bebé come cereales

Los cereales son básicamente hidratos de carbono, el elemento más básico en la alimentación del ser humano. Si nos fijamos en nuestras piezas dentales nos daremos cuenta que estamos diseñados para ello, tenemos muchas más muelas que incisivos, dato que refleja que la raza humana está 'diseñada' en torno a moler hidratos de carbono que a incidir proteínas, aunque estas también son necesarias en nuestra dieta, aunque en menor medida.

Los cereales, como parte del grupo de los hidratos de carbono, aportan vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos y fibra a los niños, convirtiéndose en una fuente de energía vital para el día a día de los más pequeños, ya que las vitaminas ayudarán a los niños a crecer y desarrollarse más sanos y los minerales ayudan a un mejor desarrollo cognitivo.

Qué hacer si el niño tiene alergia al gluten de los cereales   

Hay una enorme variedad de cereales, con más o menos fibra, más o menos azúcar, más o menos grasa, pero lo que es más importante, los hay con y sin gluten. Por eso si tu hijo es alérgico te dirán que es celiaco. Entonces tendrá que optar por el arroz o el maíz, ya que el trigo, el centeno, la avena o la cebaba son cereales que contienen gluten.

Cómo deben consumir los niños los cereales 

En la mayor parte del mundo se tiene como costumbre la ingesta de cereales a la hora del desayuno acompañados de un buen tazón de leche, pero hay otras formas de disfrutar de ellos, como mezclados con yogur o helado, en ensalada, y últimamente están muy de moda las barritas energéticas, pero en este último caso se deberá controlar que sean aptas para el consumo de los niños.

Pese a que siempre es recomendable una alimentación equilibrada, que incluya carne, pescado, verduras, etc..., los cereales siempre son un buen recurso a utilizar en niños con problemas alimentarios o que coman poco, ya que los cereales son fáciles de comer y garantizan los nutrientes necesarios para una alimentación, al menos, correcta.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com