7 bebidas muy hidratantes para los niños

Cuáles son las bebidas más hidratantes en la infancia

Paola Andrea CoserNutricionista

La infancia es una etapa ideal para generar y consolidar hábitos acerca de cómo y con qué nos hidratamos. Mantener un correcto estado de hidratación es importante antes de que las señales de sed aparezcan, y en especial en la época de primavera-verano o en ambientes calurosos (en invierno, por ejemplo, con demasiada calefacción). Te decimos qué bebidas son las más hidratantes para los niños.

Las bebidas más hidratantes para los niños

Las bebidas más hidratantes para los niños

En época de calor se pierden muchos más líquidos. Vigila la hidratación de tu hijo y no dudes en ofrecerle bebidas aunque no te las pida. Estas son las más hidratantes:

1. Agua (con o sin gas).

2. Bebidas refrescantes sin azúcar (con gas o sin gas).

3. Bebidas con zumos de frutas sin azúcar (con gas o sin gas).

4. Leche.

5. Gazpacho y consomé.

6. Zumos de frutas.

7. Caldos.

8 consejos para mantener una correcta hidratación de los niños

No pierdas de vista estos consejos para asegurarte de que tu hijo está hidratado de forma correcta:

1. Recordar que el agua es siempre la mejor opción: se recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas y no endulzar en exceso las infusiones.

2. No esperar a que el niño tenga sed: no debemos olvidar incluir una botellita con agua en el bolso o mochila de los niños para que puedan hidratarse saludablemente.

3. Poner siempre una jarra de agua en la mesa: es importante enseñar a los niños a preferir el agua, sobre todo al comer.

4. Como adulto, dar ejemplo.

5. Prevenir la deshidratación en el deporte o cuando el niño juegue en el parque.

6. Para prevenir las caries: al comer entre horas, es bueno beber agua al final para enjuagar la boca y prevenir las caries, ya que el agua no ataca la estructura del esmalte dental.

7. Comenzar el día con un vaso de agua. Agregar un vaso de agua al desayuno es una buena práctica para comenzar el día bien hidratado.

8. Mirar el color de la orina: si es transparente significa que el niño está bien hidratado.