Alimentos ricos en calcio para los niños

El calcio en la alimentación de los niños

Preocupadas por la alimentación de nuestros pequeños, procuramos dar a nuestros niños una dieta sana y equilibrada de la que obtengan todos los nutrientes que necesitan para su desarrollo. Y uno de los básicos en la alimentación infantil es el calcio.

¿Sabemos qué alimentos contienen más calcio?, ¿sabemos la cantidad diaria de calcio que nuestros niños necesitan?, ¿conocemos realmente la importancia del calcio en la alimentación infantil? Tenemos todas las respuestas para incorporar el calcio a la dieta de los niños y mejorar su calidad de vida ahora y en el futuro.

La importancia del calcio en la alimentación infantil

Niña bebe leche

El calcio es uno de los nutrientes que los niños necesitan para una correcta formación y desarrollo de los huesos y de los dientes. Durante toda la etapa de crecimiento, los niños necesitan ingerir suficiente cantidad de calcio para garantizar su salud. Si queremos evitar problemas óseos en el fututo y minimizar las enfermedades bucodentales, no podemos olvidarnos de incluir el calcio en su alimentación.

La cantidad recomendada de calcio varía en función de la edad. Así, los bebés necesitan unos 270 mg. de calcio, mientras que pasado el año de edad, la cantidad sube a 500 mg. diarios. Entre los 4 y los 8 años, se recomienda 800 mg. diarios de calcio, una cantidad que aumenta a 1300 mg. hasta los 18 años. Con estas cantidades, estamos garantizando a nuestros niños unos huesos fuertes y saludables ahora y cuando sean adultos.

Los beneficios del calcio no se observan únicamente en el desarrollo de los huesos. Los niños también necesitan calcio para proteger el sistema nervioso y muscular y además es un nutriente que genera mucha energía, toda la que necesitan para afrontar las actividades diarias. La coagulación de la sangre es otro de los ámbitos donde se ve la importancia del calcio en la alimentación infantil.

Los alimentos más ricos en calcio para los niños

Teniendo esto en cuenta, podemos pasar a elegir los alimentos que más calcio contienen para incluirlos en la dieta diaria de nuestros hijos. Lógicamente, los lácteos son los líderes en cuanto a cantidades de calcio. Leche, yogures y quesos no pueden faltar en la alimentación de los más pequeños si queremos asegurar el aporte de calcio. 

El pescado es de esos alimentos imprescindibles en la alimentación infantil y los que más calcio contienen son las sardinas, el salmón, que también son muy ricos en Omega 3, el besugo y el lenguado. Los frutos secos como las avellanas, las nueces o los pistachos, que podemos añadir a los cereales del desayuno, son también una importante fuente de calcio.

Tan temidas como necesarias, las verduras deben estar presentes cada día en la mesa de los peques. Son las espinacas, el brócoli y los berros las que más calcio aportan, así que siempre podemos inventarnos platos divertidos que incluyan estas verduras. Para un correcto aporte de calcio, tampoco podemos olvidarnos de los huevos y de legumbres como los garbanzos y las lentejas.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com