Calentar los alimentos en el microondas: ¿sí o no?

¿Es sano comer los alimentos calentados en el microondas?

Carlota ReviriegoNutricionista

La llegada del microondas a los hogares supuso un antes y un después en el cocinado y recalentamiento de comida. Aunque muchos se resistieron a su utilización, a día de hoy es poco frecuente encontrar una cocina que carezca de este electrodoméstico.

Pero, ¿es sano calentar los alimentos que tomamos en el microondas?, ¿debemos introducir los platos que toman los niños en este electrodoméstico? En Guiainfantil.com te lo aclaramos.

Razones que rebaten a los detractores del microondas

¿Es bueno calentar alimentos en el microondas?

Las ondas microondas son ondas electromagnéticas de alta frecuencia. Estas ondas afectan a moléculas que portan cargas eléctricas asimétricas, negativas y positivas en extremos o polos opuestos, como el agua. Las ondas microondas hacen que estas moléculas vibren y aumenten su energía térmica, y por tanto se calienten. Esto significa que, al tener más libertad de movimiento, el calentamiento es más efectivo cuando el agua en el alimento se encuentra en estado líquido.

Otro dato a tener en cuenta es que las microondas penetran un máximo de 4 cm en el interior de los alimentos, por lo que, cuando la porción es grande, el centro se cocina por el calor generado dentro del horno y no por las ondas microondas per se. 

El principal razonamiento de los detractores de los hornos microondas es que sus ondas alteran los nutrientes, cuando en realidad podría decirse que es todo lo contrario. Las microondas no alteran la composición del alimento, excepto por su cantidad de agua, ya que, dado su funcionamiento, el alimento se deshidrata al evaporarse el agua del mismo. 

De hecho, al cocinar los alimentos en agua, por ejemplo, al cocerlos, la pérdida de nutrientes es mucho más evidente. La temperatura y el tiempo de cocinado afectan a los nutrientes, por lo que, los que no se pierden por la temperatura de cocinado, se pierden por lixiviación. Son susceptibles de perderse: vitaminas, sobre todo hidrosolubles, y minerales como el potasio, el cloro o el sodio, altamente hidrosolubles. Todos ellos quedarían en el agua de cocción. Un caso particular es el de la vitamina C presente, por ejemplo, en las verduras, que se pierde casi por completo al cocer los alimentos, mientras que se retiene en su mayoría cuando se cocinan en el microondas o al vapor.

¿Cuándo calentar los alimentos en el microondas?

En general, prácticamente todos los alimentos son susceptibles de ser cocinados en el microondas, siempre que:

- Se coloquen en un recipiente apto.

- Se tenga cuidado de removerlo con frecuencia ya que no todas las capas del alimento se calientan por igual. Esto es extremadamente importante en el caso de líquidos, por ejemplo la leche materna, ya que puede haber zonas mucho más calientes que otras y el riesgo de escaldado es muy elevado.

- Debe tenerse también cuidado de no introducir elementos metálicos y de no poner en marcha el microondas vacío. 

- No se deben, poner huevos en el microondas, ni crudos ni cocidos, aunque si podría cuajarse una tortilla.

- Por otra parte, cocinar carne en el microondas no suele ser recomendable, dada que la pérdida de agua al cocinarse hace que su textura final sea bastante dura. Sin embargo, cocinarla en salsa no suele presentar este problema.

En general, el mejor método de cocinado, el que mejor conserva los nutrientes, es siempre el que utilice una menor temperatura durante el menor tiempo posible, y utilice la menor cantidad de líquido posible.