El magnesio en la alimentación de bebés y niños

Alimentos ricos en magnesio para la dieta infantil

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Según recientes investigaciones, el magnesio es un mineral que desempeña un papel fundamental en el desarrollo y fortalecimiento de los huesos, así como el calcio. El consumo de magnesio es fundamental en la edad adulta, sin embargo, los expertos han puesto de manifiesto la importancia de que también esté presente en la dieta de los niños.

Es del todo conocido que la alimentación en la infancia ha de ser sana y equilibrada y debe incluir el aporte necesario de vitaminas y minerales. Uno de ellos es el magnesio.

Aporte de magnesio en la dieta del niño

El magnesio en la dieta de bebés y niños

El magnesio no se encuentra en estado puro en la naturaleza como metal, sino que forma parte de numerosos compuestos. Podemos encontra magnesio en diferentes alimentos, sobre todo en las verduras de hoja verde, frutas como plátano, albaricoque o aguacate, nueces y almendras, frijoles y semillas o en el arroz integral o el mijo. 

El magnesio, además de fortalecer y desarrollar los huesos de los niños tiene otras funciones:

- es esencial para el funcionamiento del sistema nervioso y muscular y ayuda a la contracción y relajación muscular

- ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre

- regula el ritmo cardíaco

- favorece el sueño y la relajación

- produce energía

- incide en el funcionamiento de determinadas enzimas

- ayuda en la evacuación aliviando el estreñimiento

- en mujeres embarazadas además, previene el parto prematuro ya que ayuda a manterner el útero relajado.

Los niños con una baja ingesta de magnesio pueden presentar efectos secundarios como debilidad muscular, somnolencia o demasiada excitabilidad. Asimismo puede causar espasmos musculares, calambres, estreñimiento, pérdida de apetito, apatía o fatiga.

Cuánto magnesio ha de tener la dieta del niño

Las dosis de magnesio diarias recomendadas para los niños son:

- en bebés hasta los 7 meses: 30 miligramos

- bebés de 7 meses a 1 año: 75 miligramos

- bebés de 1 año a 3 años: 65 miligramos

- niños de 4 a 8 años: 110 miligramos

- niños de 9 a 13 años: 240 miligramos