Los 8 alimentos más hidratantes para los niños

Cuáles son los alimentos que aportan más hidratación en la infancia

Paola Andrea CoserNutricionista

Durante el verano o en lugares donde se utiliza en exceso la calefacción, hay que vigilar bien la hidratación de los más pequeños. Conviene que les ofrezcas de forma constante bebida y que optes por alimentos que aportan una dosis extra de hidratación. 

Aquí tienes la lista con los alimentos más hidratantes para los niños (recomendables sobre todo en verano). 

8 alimentos superhidratantes para los niños

Alimentos hidratantes para los niños

Dentro del grupo de las frutas, encontramos muchos alimentos hidratantes. Muchas de las frutas de verano aportan grandes cantidades de agua.

1. Sandía: esta fruta contiene un 92% de agua. Es una fruta depurativa y muy hidratante; además contiene vitamina C, que ayuda a curar heridas y formar tejido cicatrizal. La sandía es uno de los alimentos más ricos en citrulina y arginina. Ambos cumplen un papel fundamental en el terreno cardiovascular. En caso de niños con diabetes, consumir la sandía con moderación, dado que eleva de manera rápida el índice glucémico.

2. Melón: contiene un 92% de agua. Es un potente purificador, con propiedades diuréticas y refrescante; además estimula la digestión por su alto contenido en fibras. El melón es rico en vitamina C y en vitamina B9 (ácido fólico), que tiene una función protectora contra ciertas enfermedades. Por último contiene potasio, fundamental para el crecimiento del organismo.

3. Naranja: la naranja contiene un 87 % de agua. Esta fruta es rica en vitamina C, que tiene un alto poder antioxidante, refrescante, remineralizante, desintoxicante, refuerza las defensas, facilita la digestión y protege el corazón. Es ideal para tomarla en zumos sin olvidar incluir la pulpa para aprovechar todos los nutrientes.

4. Piña: cuanto más fresca sea la piña, más se aprecia su sabor delicioso; nos aporta minerales como potasio, calcio, magnesio, fósforo, sodio, hierro, cobre y zinc, y vitaminas del complejo B y vitamina C. La piña además de tener un alto contenido en agua, nos ayuda a la digestión; es desintoxicante, antioxidante, antiparasitaria (tiene la capacidad de luchar contra determinados parásitos) y antialérgica (ayuda contra la alergia al polen).

5. Fresas: las fresas contienen un 92 % de agua; son ricas en vitamina C, potasio y magnesio; además tienen un color y un sabor que es muy bien aceptado por los niños. Puesto que es una fruta que puede causar alergia, es aconsejable introducirla a partir de los 12 meses (se aconseja lo mismo para los frutos rojos).

Las verduras también ofrecen muchísima hidratación a los niños:

6. Calabacín: esta verdura contiene un 96% de agua; nos aporta potasio, que es un mineral que forma parte de los huesos. El calabacín es rico en fibras que favorecen la contracción intestinal y la evacuación. Es una verdura que se puede consumir cruda en ensaladas o también cocida como en un revuelto. Al cocinarla, hacerlo con poca agua para evitar que se pierdan los nutrientes.

7. Tomate: contiene un 94% de agua; rico en antioxidantes, vitamina C, que repara y mantiene los huesos y los dientes. Existen numerosas variedades disponibles durante todo el año, pero es preferible comerlos en verano para aprovechar su madurez.

8. Espinacas: contienen un 90% de agua; son muy conocidas por su alto contenido en hierro, además contienen calcio, potasio, zinc, vitamina C y vitaminas del grupo B. Se pueden consumir crudas, cocidas o salteadas.