Los poderes de la rúcula en la dieta de niños

Beneficios y ventajas de añadir rúcula al menú infantil

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿Sueles hacer recetas con rúcula?, ¿la han probado tus hijos alguna vez? Si no es así, te conviene conocer todos los beneficios y las propiedades de esta verdura, ya que tiene un impacto muy positiva en la salud de toda la familia.

La rúcula es una verdura de la familia del brócoli, coliflor, nabo, las coles de bruselas o la col rizada. Es de hoja verde y suele utilizarse principalmente en ensaladas y en sándwiches, aunque se pueden elaborar con ella otras muchas deliciosas recetas.

Beneficios de la rúcula para toda la familia

Beneficios de comer rúcula

La rúcula está clasificada entre los 20 mejores alimentos en la puntuación ANDI, que mide el índice de densidad de nutrientes, entre otras cosas por estos motivos: 

- Es un alimento bajo en calorías y ayuda a mejorar la digestión, además provoca una sensación de saciedad, por lo que es ideal para niños que tienen sobre peso.

- Gracias a su alto contenido en vitamina C, la rúcula ayuda a que los niños mejoren su sistema inmunitario y aumente su resistencia a catarros y resfriados.

- Es un alimento ideal para niños diabéticos porque ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre.

- Igual que la zanahoria, tiene alto contenido en carotenoides, que ayudan a cuidar la visión y evita la aparición de problemas oculares.

- Aporta energía a los niños y es beneficiosa para la práctica de deporte ya que tienen un elevado nivel de nitrato, que además reduce el oxígeno necesario y mejora la tolerancia al ejercicio.

- Investigaciones realizadas en los últimos años, asocian el comer verduras crucíferas, como la rúcula, con menor riesgo de padecer cáncer en la vida adulta.

Ideas para añadir rúcula a la dieta del niño

Además de incorporarla en ensaladas y sándwiches o bocadillos, podemos utilizar rúcula en otras recetas:

-  Lavándola y añadiéndola fresca en una tortilla francesa.

- Elaborando una salsa con aceite, piñones y rúcula para ñoquis o macarrones.

- Cocinando una ensalada caprese y espolvoreando rúcula por encima.

- Preparando un cous cous de rúcula y parmesano.