Snacks saludables para niños

Picar entre horas de forma sana

Carlota ReviriegoNutricionista

Los snacks entre horas o las meriendas tienen una tendencia al aburrimiento para niños y papás si no se actualizan o varían con frecuencia. El problema es cuando uno se queda sin ideas, incapaz de salir del círculo vicioso de las galletas o la bollería comercial, que no son precisamente lo más sano.

Estos pequeños picoteos a media mañana o media tarde deberían, idealmente, comprender al menos dos de las siguientes opciones: lácteos, cereales y frutas. Según esto, un yogur, bebible si resulta más cómodo, una pieza de fruta o un bocadillo serían las alternativas que primero vienen a la mente, pero no las únicas.

Tentempiés saludables para niños

Snacks sanos para niños

- Los frutos secos, a partir de cierta edad, son una opción muy sana ya que proporcionan energía y son fáciles de transportar. Los cacahuetes, si bien parecen ser los más atractivos para los niños, no son los más saludables, siendo mejor alternativa las nueces, almendras, avellanas o, aunque algo más incómodos puesto que hay que pelarlos, los pistachos. Los frutos secos son ricos en ácidos grasos esenciales, además de vitaminas, sobre todo liposolubles, y algunos minerales.

- Las frutas desecadas, como pasas, ciruelas, dátiles o albaricoques (orejones), son, quizá, demasiado ricas en azúcares, ya que al estar deshidratadas, el azúcar se concentra, pero también contienen las vitaminas y minerales de la fruta original. Al igual que los frutos secos, son fáciles de comer y transportar, y debido a su dulzor, suelen ser bien aceptadas por los niños.

- Cuando se está en casa, las opciones pueden ser mucho más amplias, ya que no necesitamos transportar los snacks de una manera cómoda y segura. El humus es una pasta elaborada a base de garbanzos con especias, muy sana, y que puede acompañarse con una gran variedad de alimentos, verduras incluso. Suele combinarse con frecuencia con palitos de pan (colines), bastoncitos de zanahoria o pepino crudos o incluso de pimiento de diferentes colores para hacerlo más vistoso. Los bastoncitos de verduras son muy saludables, y no solo pueden mojarse en humus, también puede hacerse en otras salsas, como salsa de yogur, o de queso fundido. 

- Además de los yogures, el queso fresco o el de untar, bajos en grasa pero ricos en vitaminas y minerales, o incluso taquitos o tiras de quesos más curados, aunque más grasos, son elecciones a considerar también.

- Para días más especiales, pueden elaborarse en casa, de una manera bastante fácil, algunos snacks originales, como unas palmeritas de hojaldre, mini pizzas o mini empanadillas, utilizando bases comerciales o caseras, y añadiendo verduras en abundancia. Por ejemplo, un pisto de verduras, con todas las que tengamos en la nevera, puede servir de base para una pizza, a la que se puede añadir queso y algo de pollo, o, junto con una lata de atún, de relleno para unas empanadillas. 

Los crackers o galletitas saladas comerciales no son lo más indicado, ya que pueden tener grasas hidrogenadas, además de un contenido en sodio (sal) muy por encima del recomendado en la infancia, por lo que conviene leer las etiquetas con detenimiento.