Decálogo contra la obesidad infantil y el sedentarismo

Los niños deben comer variado, beber mucha agua y hacer ejercicios físicos

Con el objetivo de luchar contra la obesidad infantil y prevenir el sobrepeso en los niños desde edades tempranas, Guiainfantil.com publica este Decálogo contra la Obesidad Infantil y el Sedendarismo, de la Fundación Dieta Mediterránea, con el propósito de ofrecer soluciones a modo de sugerencias y consejos para evitar que siga aumentando el porcentaje de niños que tienen obesidad o exceso de peso.

La obesidad es una epidemia del siglo XXI que, según los expertos, ha aumentado el número de niños con enfermedades de adultos, como la hipertensión o la diabetes, y ha reducido su esperanza de vida por primera vez en muchos años. Y es que más de la mitad de los niños españoles entre 6 y 9 años tienen exceso de peso, según asegura el vicepresidente de la Fundación Dieta Mediterránea.

10 consejos contra la obesidad infantil

Decálogo contra la obesidad

1. No hay nada mejor que usar el aceite de oliva en todo tipo de platos. Es uno de los tesoros más nutritivos y saludables de la Dieta Mediterránea que da un toque único de sabor a nuestros platos.

2. ¡Cuántos más alimentos vegetales, mejor! La fruta, las verduras, las legumbres y los frutos secos están llenos de vitaminas, minerales y fibra, que son muy importantes para nuestra salud.

3. Cada día hay que comer pan y otros cereales como arroz y pasta. Gracias a ellos, tenemos una gran parte de la energía que necesitamos para todo el día. Prueba los cereales integrales, tienen más fibra, vitaminas y minerales.

4. Hay que comer los alimentos frescos, típicos de tu región siempre que puedas. Así disfrutaremos de las frutas y verduras en su mejor momento, con más sabor, vitaminas y minerales.

5. Es importante tomar productos lácteos cada día, sobre todo queso y leche, por sus proteínas, minerales (calcio) y vitaminas para tener unos huesos fuertes y crecer sanos.

6. Come carne como parte de platos de verduras y cereales, como los guisos y estofados. La carne tiene proteínas y hierro, pero tiene grasas menos saludables y por eso es mejor comer pequeñas cantidades y parte de platos. Los embutidos en cantidades pequeñas y de vez en cuando, como en bocadillos.

7. Al menos dos veces a la semana come pescado. Nos aporta grasas muy saludables que nos ayudan a tener el corazón sano. Una buena opción a la carne y el pescado son los huevos, un alimento riquísimo en proteínas, grasas y muchas vitaminas y minerales. Come pescado entre 3 y 4 a la semana.

8. Tu postre más frecuente debería ser la fruta, para acabar las comidas con color y lleno de vitaminas y minerales. Es mejor dejar los postres de dulces y pasteles para tomarlos solo de vez en cuando y para ocasiones especiales.

9. La bebida más sana y refrescante es el agua, importantísima para nuestro cuerpo. Cada día debemos beber de 6 a 8 vasos de agua.

10. Hacer ejercicio todos los días es tan importante como comer bien, además es divertido. Tenemos que estar activos y hacer ejercicio o deporte para estar sanos.

Marisol Nuevo