10 consejos para ayudar al bebé a combatir el calor

Consejos para aliviar el calor al bebé

Durante los meses de calor la temperatura puede subir tanto que en ocasiones se hace irrespirable. Los que más sufren las consecuencias del calor son los ancianos y los niños. 

En Guiainfantil.com te contamos qué puedes hacer para ayudar a tu bebé a aliviar el calor del ambiente para que no se sienta incómodo y pueda descansar tranquilo.

Cómo ayudar al bebé a aliviar el calor

 Combatir el calor del bebé

- Vestirle con ropa ligera y evita los tejidos no naturales, como la lycra, que puede hacerle sudar más. Es preferible utilizar prendas de algodón.

- Puedes acostarle la siesta o a dormir tan sólo en pañales, teniendo en cuenta que no debe dormir en una zona con corrientes de aire.

- Si el bebé es lactante, basta con amamantarle frecuentemente para mantener un buen nivel de hidratación, a partir de los 6 meses, puedes tener un biberón con agua e ir ofreciéndole sorbitos a menudo.

- Refrescar al bebé, ya sea con agua o toallitas húmedas, sobre todo en la zona de las muñecas y los tobillos, esto puede ayudar a aliviar la sensación de calor.

- Báñale en agua templada y déjale con el pelo húmedo para que se seque a temperatura ambiente. Le proporcionará alivio.

- Si estás en casa, permanece con el bebé en la estancia más fresca y mejor ventilada, evitando que realice actividades que le lleven a sudar, es preferible mantener un nivel bajo de actividad. Puedes mover la cuna a esa estancia para que duerma más cómodo.

- Si tienes que salir a la calle, hazlo en las horas más frescas del día, nunca entre las 12 y las 17h. Busca la sombra y acude a lugares arbolados. Llévale además siempre con gorro y echa la capota del cochecito del bebé.

- Ventila a primera hora de la mañana y por la noche para mantener la casa a menos grados que la temperatura exterior. El resto del día es preferible cerrar y utilizar toldos o persianas para evitar que entre el calor.

- Evita el aire acondicionado y si lo pones, hazlo para refrescar la habitación antes de que entre el bebé. Es preferible utilizar ventiladores que refresquen pero no resecan el ambiente.

- No utilices la mochila portabebés en los días más calurosos, ya que sufrirá el calor que desprende tu cuerpo.