Cuáles son los mejores materiales para la ropa del bebé

Cómo evitar alergias y errores con la elección de tejidos para el bebé

La piel de los bebés es extremadamente sensible, delicada y fina, y está desprotegida ante agentes externos. Los recién nacidos están más expuestos a sustancias que podrían perjudicarles causándoles alergias y otras enfermedades. Además pierden fácilmente su temperatura corporal por todo ello es importante tener en cuenta los siguientes consejos a la hora de elegir los materiales para la ropa de nuestro bebé.

3 consejos para elegir el material para la ropa del bebé

Cambian a bebé

1. Los mejores tejidos para la ropa del bebé son sin duda los naturales sobretodo en el caso de prendas que están en contacto directo con su piel, ya que a través de ella pueden absorber toxinas. 

2. Los expertos recomiendan usar materiales como el algodón 100%, ya que reduce el riesgo de alergias o erupciones en la piel, transpira bien por lo que le ayuda a mantener su temperatura corporal, es más suave, impide las corrientes eléctricas que provocan por ejemplo las telas sintéticas, y además se lava fácilmente

3. Otros tejidos como la seda, el nylon o la lycra se desaconsejan porque los materiales sintéticos pueden causar alergias y otras enfermedades en el bebé, además en algunos casos impiden su comodidad al sentirse apretado.

Qué tejidos debes evitar en la ropa del bebé

A la hora de elegir la ropa de nuestro bebé también conviene tener en cuenta su comodidad y seguridad por ello los expertos aconsejan:

Evitar lanas y angora ya que sueltan pelusas y pueden irritar la piel del bebé.

Evitar los tejidos y las costuras duras.

- Optar por prendas que no tengan cinturas con cremalleras, mejor con goma.

Son preferibles los corchetes frente a los botones para evitar que el bebé lo chupe y pueda atragantarse. Además mejor de plástico que metálicos para evitar alergias.

- Para que el bebé mantenga la temperatura corporal mejor elegir bodies que camisetas, así como pantalones, pijamas con pies o peleles frente a otro tipo de prendas.

- Los lazos, adornos y complementos pueden resultar muy peligrosos para los bebés por el riesgo de atragantamiento en caso de que el bebé los chupe o los arranque.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com