Masaje para aliviar la tos en el bebé

Cómo hacer masajes al bebé para acabar con la tos

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La tos es una de las molestias más comunes durante un catarro, es una respuesta del cuerpo para eliminar cuerpos extraños en las vías respiratorias, como mucosidades. Si de por sí es molesto para los adultos, lo es más aun para los niños y bebés, sobre todo porque no saben eliminar la mucosidad correctamente y van acumulando flemas.

Los expertos recomiendan limpiar bien las fosas nasales del bebé con agua de mar para facilitar la extracción de los mocos, pero además se pueden realizar masajes para ayudará a reducir la tos.

Masajes caseros para aliviar la tos y las mucosidades en el bebé

Masaje para la tos del bebé

- Colocar al bebé en posición sentado y dar pequeños golpes en el pecho con la mano hueca. Deben ser movimientos rápidos y ascendentes. 

- Repite el masaje anterior en la zona de la espalda.

- Da un masaje haciendo pequeños círculos en el costado, en el lateral del tronco.

- Masajea con los pulgares desde el esternón y siguiendo una línea hacia las clavículas, terminando en los hombros. 

- Da un masaje con el dedo índice y corazón haciendo círculos en la zona del esternón.

- Da un masaje con los pulgares bajando en línea recta desde el esternón y hacia los costados.

- Da un ligero masaje circular en la zona debajo del pezón, haciendo una leve presión.

- Coloca al bebé boca abajo y mueve los dedos pulgares desde el centro de la espalda hacia los costados y ve haciendo este masaje desde el cuello hasta la mitad de la espalda.

- Mantén al bebé boca abajo y masajea con los dedos pulgares la parte alta de la espalda, entre los omóplatos.

Es importante que los masajes no duren más de 15 minutos. Puedes repetir estos movimientos entre dos y tres veces al día. Ayudará al bebé a expulsar la mucosidad y, por lo tanto, a tener menos tos.