Los pañales reutilizables para bebés

Ventajas e inconvenientes del uso de los pañales de tela

Los pañales reutilizables para bebés son una alternativa a los pañales desechables. Más allá de ser una moda retro, los pañales de tela, son una solución si en la familia existen problemas económicos y a la par son una herramienta muy útil en el caso de que el bebé sufra irritaciones.

Además, los pañales reutilizables son un aliado más en la lucha para mejorar el medio ambiente ya que se calcula que el impacto medioambiental que suponen los pañales desechables puede suponer la tala de 5 árboles por cada niño. Se estima que cada año son arrojadas a la basura 18.000 millones de pañales y solamente el 40% de ellos es biodegradable.

Tipos de pañales reutilizables para bebés

Los pañales reutilizables para bebés

Existen diversos tipos de pañales reutilizables para bebés, desde los más clásicos y confortables como son los de toalla o franela, hasta los pañales planos y plegados, con o sin forma, que requieren el uso de una pinza y de más tiempo para su colocación.

También existen los pañales ajustados, que tienen la misma forma que los desechables e incluso cuentan con elástico para una mejor adaptación al cuerpo del niño. Este tipo de pañales cuenta con un absorbente que se coloca para absorber la humedad y que esta no llegue a la ropa del bebé. Otra opción viable son los pañales rellenables, que cuentan con la forma de los ajustados, pero también con un compartimento donde introducir el material absorbente.

Ventajas de los pañales para bebé reutilizables

Lo más importante de los pañales de tela para el bebé es su confortabilidad, ya que para la piel es mucho más cómodo estar en contacto con un material de tela, como la ropa interior que utilizamos los adultos, a estar en contacto con un material plástico. Además son una buena y contrastada fórmula que favorece el control de esfínteres, ya que cuando el pañal de tela se moja, el bebé lo nota inmediatamente, cosa que no pasa con los desechables, que también contienen geles a base de poliacrilato de sodio y que pueden ser nocivos para la salud, de hecho era un componente integrado en los tampones, que se retiró de los mismos en 1985 por su relación con el síndrome del colapso tóxico.

Aparte de los beneficios que los pañales de tela tienen para el bebé, con el uso de estos se contribuye al cuidado del medio ambiente y de la economía familiar. Por una parte un bebé usa de media unos 125 pañales al mes que tardan entre 200 y 500 en descomponerse, y por otro, y según cálculos estimativos, el ahorro con el uso de pañales reutilizables frente a los desechables es de 1000 euros.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com