Bebés prematuros. Método de la Madre Canguro

Cuidados especiales de los bebés nacidos antes de término

Los bebés prematuros necesitan cuidados especiales al nacer. Por lo general, se considera que un bebé es prematuro cuando nace antes de pasadas las 37 semanas de embarazo

Aunque antiguamente los bebés prematuros tenían una alta tasa de mortalidad debido al desconocimiento médico de los cuidados que necesitaba, hoy en día estas técnicas han mejorado mucho, hasta el punto de que el 80% de los niños nacidos a las 28 semanas sobreviven.

Normalmente, estos bebés requieren una hospitalización y permanecer un tiempo en la incubadora hasta que alcance un desarrollo satisfactorio, aunque también existe la posibilidad de aplicar el denominado Método de la Madre Canguro (MMC).

Método de la Madre Canguro para prematuros

Método madre canguro

El Método Madre Canguro fue diseñado por el doctor Édgar Rey Sanabria en Bogotá, Colombia, en 1978, y desarrollado un año después por los pediatras Héctor Martínez Gómez y Luis Navarrete Pérez. 

Este método, inspirado en el desarrollo de los marsupiales, busca disminuir en la medida de lo posible el tiempo de separación de la madre y del recién nacido cuando se ha producido un parto prematuro. Además, se pretende reducir la incidencia de las enfermedades hospitalarias en los bebés y favorecer la supervivencia en el caso de existir escasos recursos médicos, como un número limitado de incubadoras.

Tras varias modificaciones del MMC, se creó en 1993 el Programa Madre Canguro, que fue aprobado por UNICEF y que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de devolver el protagonismo a los padres.

Cómo funciona el Método de la Madre Canguro

Según el Instituto Nacional de Pediatría de México (INP), el MMC puede emplearse en bebés cuyo peso al nacer sea inferior a 2.000 gramos y se fundamenta en mantener el contacto directo del niño con el cuerpo de la madre o del padre en posición vertical.

De esta forma, además de ofrecer al pequeño el calor necesario, también se refuerza el vínculo materno filial, se favorece la lactancia materna y se envía al bebé cuanto antes al hogar ya que se mejora su vida extrauterina, siempre que su estado de salud lo permita.

Es importante tener en cuenta que, mientras dure el MMC, los padres deben mantener una vigilancia médica hasta cumplidas las 40 semanas de vida tras el parto. Además, la selección del pequeño debe ser la adecuada, ya que en caso contrario podría haber complicaciones y requerir una nueva hospitalización.

. Colaboradora de GuiaInfantil.com