Cuando el bebé no se decide a andar

Por qué algunos bebés tardan en dar sus primeros pasos

Carlos CasabonaPediatra

Todas las familias tienen el deseo de poder ver que su niño comienza a dar los primeros pasitos. Primero, porque eso demuestra que está sano, que sus piernas obedecen a las órdenes que el cerebro debe proporcionar; y lo segundo porque así sabremos que comenzará a explorar el mundo desde un punto de vista más elevado, lo que le proporcionará un modo de interactuar más intenso con todos los objetos y todas las personas que le rodean, siendo él y solo él, el que voluntaria y conscientemente inicie esa maravillosa etapa que le acompañará toda su vida.

Por eso, muchos padres, impacientes, se preguntan... ¿por qué mi niño tarda tanto? ¿No debería andar ya? En realidad... ¿cuándo debemos preocuparnos?

Qué factores influyen en que el niño ande

Primeros pasos del bebé

- Evolución del cerebro y aparato psicomotor: La mayoría de padres quieren que su hijo comience a andar cuanto antes. Lo que pasa  es que no estamos programados como otros seres vivos que, nada más nacer, sin la ayuda de nadie, son capaces de trasladarse de un sitio a otro, sino que nuestro complejo cerebro, ante la alta especialización que deberá asumir en el futuro en múltiples ámbitos (lingüístico, psíquico y motor, entre otros), debe de esperar el momento adecuado para iniciar las órdenes que llevamos escritas en nuestros genes.

- Interacción social: Además, estas órdenes, no podrán ejecutarse sin el apoyo y la ayuda de otros miembros de nuestra misma especie. Es decir, si nadie nos enseñara, si nadie interactuara con nosotros y nos estimulara a ponernos de pie, a gatear, a caminar, nos quedaríamos siempre tumbados con una atrofia severa de todo el sistema locomotor. Aunque tampoco hay que pasarse con la estimulación ya que 'no por mucho madrugar amanece más temprano'; por cierto, el taca-taca o andador no es aconsejable porque es dejar un vehículo a alguien que no sabe conducir.

A qué edad comienza a andar un niño

Todas las premisas anteriores condicionan una gran variabilidad a la hora de poder analizar la edad con la que un bebé comienza a caminar. De esta manera, cuando un bebé que es ligero y algo 'inquieto' recibe una estimulación adecuada de todos o casi todos los miembros de la familia, es muy probable que comience a dar los primeros pasitos mucho antes que otro bebé, también absolutamente normal, que es algo más 'reflexivo', algo más corpulento (la gravedad terrestre le atrae con más fuerza que al liviano) y que tal vez recibe menos estimulación motriz, lo que no significa que no la tenga en otro campo, como por ejemplo, el lingüístico; con lo que tendremos que el segundo bebé hablará por los codos con 16-18 meses, aunque quizá necesite aún las manos protectoras de sus cuidadores para caminar solo, con temor a soltarse, mientras que el primer bebé esté con 10 -12 meses driblando rivales al estilo Messi, pero no pase de decir 'ago,ago', pupa, caca y mamá,  a la edad en que el otro es capaz de preguntarnos por la existencia de agujeros negros en la galaxia Andrómeda.

Por qué algunos bebés tardan más en andar

- Porque no ha madurado lo suficiente: El pediatra de tu bebé será el que, además de explorar en las distintas revisiones, el movimiento, la fuerza, la forma, la simetría o asimetría de ambas piernecitas, valorará otros aspectos del desarrollo psicomotor que son importantes en el desarrollo global del niño, y te ayudará a saber si el hecho de no caminar solo, con una edad en la que teóricamente podría estar haciéndolo, es motivo de estudio o simplemente hay que esperar que ese aspecto madure, estando el límite aproximadamente entre los 17 y los 18 meses. 

- Porque se desplaza muy bien gateando: Algunos bebés tardan más en caminar simplemente porque se lo pasan bien gateando y recorren su mundo de esta manera; otros pasan de estar sentados a caminar directamente sin haber gateado. Lo importante, en realidad, es que sobre los 12 meses, el bebé se desplace autónomamente: reptando cual serpiente, gateando (hay varios 'estilos') o caminando aunque sea agarrándose a cualquier mueble que tenga a su alcance. 

- Porque aún no aprendió a ponerse de pie: Para comenzar a caminar primero tienen que haber aprendido a ponerse de pie por ellos mismos, teniendo la espalda erguida y las piernas ya firmes. No le pidamos perfección al caminar en esta primera etapa porque la cantidad de músculos y estructuras que intervienen en una deambulación segura y equilibrada, es enorme. Por eso, es frecuente que en los primeros meses en que comienza a caminar, 'abra' un piecito más que el otro, o amplíe la base de sustentación separando ambos pies para tener más equilibrio. Correr con destreza y con seguridad, y pararse sin apoyarse en ningún sitio, puede tardar hasta los 20 meses de edad aproximadamente.