Cómo se puede cambiar el nombre de un niño

Posibilidades para cambiar el nombre del bebé

Si insistimos en la reflexión a la hora de elegir el nombre de tu bebé es porque sabemos que el nombre puede determinar la personalidad de tu hijo. Por eso no somos partidarios de poner nombres extravagantes, nombres raros o incluso nombres familiares para agradar a alguno de los abuelos.

Con el paso de los meses, puedes arrepentirte del nombre que le has puesto a tu bebé y la verdad es que no es nada fácil cambiar en el Registro el nombre de un niño ya inscrito. Se impone el sentido común  a la hora de elegir el nombre que tu bebé va a tener que llevar durante toda su vida.

Motivos por los que cambiar el nombre al bebé

Madre con bebé

Muchas personas se preguntan qué motivo habría para cambiar el nombre que ya has elegido para tu bebé. Pero algunas familias se han visto y se seguirán viendo en esa difícil situación de tener que cambiar el nombre porque realmente no encaja con su niño. Y los motivos son tan variados como familias y niños hay.

Conocemos el caso de varias madres que se han encontrado con la sorpresa de un nombre para su hijo que ellas no habían elegido. Su pareja, aprovechando su estancia en el hospital tras el parto, han inscrito en el Registro Civil a sus bebés con un nombre que no había sido consensuado por la familia. Son casos extremos, pero los hay.

En otras ocasiones, es el arrepentimiento por haber elegido un nombre extravagante, difícil de pronunciar o incluso el nombre de algún personaje famoso que con el tiempo han dejado de admirar el motivo por el que desean cambiar el nombre del bebé. Y otras veces, sencillamente ven que el nombre elegido no encaja con la personalidad de su bebé y son incapaces de llamarle por ese nombre.

Cómo cambiar el nombre del bebé en el Registro Civil

Advertimos que cambiar el nombre de tu bebé no es tarea fácil. Los jueces no son partidarios de estos cambios y el proceso se puede prolongar durante años. Desde luego, es mucho más fácil cambiarse el nombre una vez llegada la mayoría de edad que cambiar el nombre de tu hijo. En cualquier caso, el cambio de nombre no se suele lograr antes de los 5 años de edad.

Los casos que los jueces contemplan para poder cambiar el nombre de un bebé ya inscrito en el registro son varios. Toman en consideración que el nombre sea difícil de pronunciar, en cuyo caso se limitan a adaptar la grafía a la lengua materna. Son los casos más fáciles. También tienen en cuenta si el nombre elegido les puede provocar burlas, menosprecio o dificultar su integración con los demás niños.

Sin embargo, el caso más frecuente, el de querer cambiar el nombre a un bebé porque el elegido en primer lugar no nos encaja, es más difícil. En primer lugar los padres deben probar que nunca han llamado a su bebé por el nombre con el que está inscrito. Se trata de certificar que durante al menos 2 años el niño ha sido llamado con otro nombre y que en la mayoría de los documentos (guardería, piscina, biblioteca, etc.) consta con ese mismo nombre. 

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com