Medidas de seguridad en los disfraces infantiles de Carnaval

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacer o comprar un disfraz a tu hijo

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

El Carnaval es un momento de diversión, pero nunca debemos pasar por alto la seguridad de nuestros hijos. Por eso, es fundamental revisar algunas normas básicas para prevenir problemas con el disfraz o las pinturas que utilicemos para el disfraz de nuestro hijo.

No todos los disfraces son seguros. Exige un mínimo de requisitos. Te ayudamos a valorar si el disfraz de tu hijo es o no seguro.

10 medidas de seguridad para el disfraz de los niños

Niños disfrazados

1. Si el disfraz es comprado, leer bien la etiqueta para asegurarnos de que se especifica la composición, el origen de fabricación, los riesgos de uso y la edad a la que va dirigido.

2. Debemos evitar los disfraces que incluyan partes que puedan ocasionar lesiones o heridas (porque sean partes punzantes o provoquen erosión en la piel). 

3. Evitar disfraces con pelo y piezas pequeñas que se desprenden con facilidad, ya que pueden provocar asfixia

4. El tejido o el material deben ser resistentes al fuego

5. Las máscaras y antifaces deben asegurar una correcta visibilidad y entrada de aire

6. Buscar un disfraz acorde con la edad del niño. Si es demasiado grande, puede provocar caídas. 

7. En el caso de niños menores de 36 meses, evitar disfraces que incluyan cuerdas o lazos

8. Si decidimos utilizar pinturas para la cara, debemos asegurarnos de que son hipoalergénicas, aptas para pieles sensibles, para evitar reacciones alérgicas. 

9. Evitar complementos que se aten al cuello

10. Evitar accesorios que puedan causar cualquier tipo de daño