Tipos de trajes de comunión para los niños

Qué trajes podemos poner a nuestros hijos en su Primera Comunión

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Para los niños, el día de su Primera Comunión es una fecha muy importante en el calendario, que solamente se vive una vez en la vida. Por eso, es necesario que elijamos con mimo su estilismo para este día en cuestión, ya que las fotos quedarán siempre para el recuerdo.

Aunque las niñas encuentran mayor variedad de trajes y estilos a la hora de vestirse para este asunto religioso, también hay varias opciones para los chicos que hacen la Primera Comunión.

Tipos de trajes de comunión que pueden llevar los niños

Trajes para la Primera Comunión

Para empezar, hemos de tener claro que hay dos opciones básicas para vestir a los niños, que son en las que nos debemos fijar para después hacer las variaciones de estilo dependiendo de nuestro hijo en la Primera Comunión:

- Modelo de marinero: Es el más clásico, pero desde luego uno de los estilos más elegidos por los niños, y también por los padres. Es el estilo más inocente, y desde luego el más cómodo para los niños, que no pararán quietos en todo el día.

- Modelo de capitán: Para muchos padres, este es excesivo, pero otros lo encuentran realmente tierno. Los niños son mini-capitanes ataviados con este estilismo, al que podemos incluso adornar con una gorra para que los niños se sientan aún más metidos en el papel. Además, da un aire elegante y está recomendado para niños con una complexión más fuerte.

- Otras opciones: Las variaciones que podemos escoger de ambos estilos pueden tener que ver con el color o con la forma. En cuanto a la tonalidad, podemos pensar en un color azul o blanco, teniendo en cuenta que ambos se combinan entre sí en ambos estilos, o pensar en un traje monocolor. Además, no todos los niños tienen por qué ir iguales, y podemos darle a nuestro hijo ese toque divertido pensando en unas bermudas en lugar de un pantalón completamente largo.

Esto no le restará elegancia, ya que la tela es la misma que la chaqueta en el caso del capitán, o dela parte del marinero superior. De este modo también podrá lucir los zapatos, que pueden ser náuticos o castellanos, y llevar un tipo de traje distinto a los demás. 

Qué adornos de comunión escoger para nuestro hijo

Una vez que hayamos escogido el que más se adapte al niño, podemos pensar en el estilo que más le favorece, ya que ir vestido de marinero o de capitán depende de la complexión del chico, así como el corte.  

En cuanto a los adornos, más allá del calzado, que podemos escoger en un color neutro como el marrón chocolate, que le irá con cualquiera de los estilos -blanco entero, blanco y azul, azul y blanco, o completamente azul marino-, existen más adornos para el estilismo de nuestro hijo. 

- Una corbata: Sobre todo para aquellos que van vestidos de capitán, llevar una corbata es un imprescindible bajo el chaleco. Podemos escogerla del mismocolor que el traje -en azul tinta o blanco roto-, o arriesgarnos con los colores que siempre funcionan, como son el burdeos o incluso el verde botella. Arriesgado, pero diferente. 

- Una pajarita: Si nuestro hijo no es precisamente convencional, entonces podemos ayudarle a marcar la diferencia a base de una pajarita. Si además tiene un color vistoso, no pasará desapercibido. 

- Un chaleco: Sobre todo para los niños que van vestidos de capitán, es necesario que haya una prenda que sujete la camisa donde pondremos la corbata o pajarita antes de la americana. Por eso, podemos pensar en un chaleco que esté a juego con las correas o botones del propio traje: azul, dorado, blanco...

- Unos gemelos: Se trata de un adorno clásico y sencillo, pero desde luego muy útil. Lucir unos gemelos en la muñeca en la Primera Comunión desde luego da un toque especial. 

- Una flor en la solapa: Para caer en el romanticismo del día, nada mejor que un clavel en la solapa del traje.