Decorar la habitación del bebé. Las cortinas

Cómo elegir las cortinas de la habitación de nuestros hijos

Yolanda Corbillón BelloDecoradora

La elección de las cortinas para una habitación infantil no es muy diferente que para otra estancia de la casa. Hay dos factores importantes a tener en cuenta. Por un lado la luz natural que entra por la ventana y por otro el tamaño del dormitorio. También podemos considerar el color y el estilo decorativo que hayamos elegido o el tipo de ventana que vayamos a cubrir.

Ideas para elegir las cortinas en una habitación infantil

Cortinas para la habitación del bebé

Debemos tener en cuenta varios factores a la hora de elegir cortinas, estores o caídas para la habitación de nuestros hijos:

1. Luz natural

Si la intensidad de la luz solar es muy alta bien por la orientación o porque es un gran ventanal tendremos que pensar en utilizar tejidos tupidos que permitan reducirla para que permita el descanso del bebé que pasará muchas horas del día durmiendo. No es aconsejable bajar las persianas y sumirle en la oscuridad sino que debe diferenciar entre el día y la noche. Utilizar sobre-cortinas es una buena opción.

En cambio, en una habitación oscura y con poca luz natural es aconsejable aprovechar ésta al máximo utilizando tejidos muy vaporosos y traslúcidos, preferiblemente en color blanco, crema o amarillo que aclaran y producen un efecto solar.

2. Tamaño de la habitación

Para dormitorios pequeños es preferible utilizar tejidos del mismo tono que las paredes y que sean muy claros para aumentar la sensación de amplitud. Los tejidos serán lisos y sin dibujos que atraigan en exceso la vista hacia ese punto. En habitaciones de gran tamaño ya puedes jugar con otros tonos y dibujos de colores intensos.

3. Tejidos para las cortinas

Son aconsejables las telas de algodón o que sean fácilmente lavables. Si quieres un efecto vaporoso las organzas, hilos o muselinas son perfectos. Tienen un efecto de ligereza perfecto para dormitorios de bebes. Los visillos según su color pueden teñir la luz que entra por la ventana aportando un efecto de calidez.

4. Tipos de cortinas

Son muy prácticos los estores o caídas pero muy suaves. Si tienes que utilizar un doble cortinaje para reducir la luz puedes recogerlos con alzapaños o abrazaderas cuando no los utilices.

Los estores pueden ser con varilla o tipo paquetto (sin varillas) que al recogerse crean un bonito efecto. 

En el caso de que la ventana sea muy pequeña puedes agrandarla visualmente si la barra en la que cuelgas la cortina sobresale unos centímetros del marco.