Decorar una habitación de bebé con poco dinero

Ideas y trucos económicos para decorar habitaciones infantiles

Yolanda Corbillón BelloDecoradora

Llegó la hora de empezar a decorar la habitación de vuestro bebé. Es posible que hayamos visto revistas, visitado algunas tiendas, nos han gustado las habitaciones otros bebés o tenemos claro cómo queremos distribuirla.

Tenemos toda la ilusión del mundo y muchas ganas de ponernos manos a la obra, pero nuestro presupuesto es limitado.

¿Qué podemos hacer? Con un poco de imaginación y estos consejos podrás sacar el máximo partido a la decoración del dormitorio de vuestro hijo.

Cómo decorar habitaciones infantiles con poco presupuesto

Cómo decorar la habitación del bebé

1- Una mano de pintura: a la hora de dar un nuevo aspecto a cualquier estancia, el recurso más económico es utilizar la pintura. Eligiendo los colores adecuados podréis aportar luminosidad. También se puede conseguir que un espacio pequeño parezca mayor, o dar sensación de techos más bajos… 

Utilizando diferentes combinaciones de tonos, creando zócalos, destacando una pared en especial… tenemos un sinfín de posibilidades.

2- Reciclar y reutilizar piezas de mobiliario: seguramente algún familiar o conocido os puede prestar alguno de los muebles que vais a necesitar. Tened especial cuidado con la cuna. Comprobad que está en perfectas condiciones y es segura para vuestro bebé. Es la pieza más importante de la habitación. Sobre todo vigilad las condiciones del colchón. 

Si no tenéis un armario o una cómoda para guardar las cositas que va a necesitar vuestro pequeño los podéis conseguir de segunda mano a buen precio. Muchas piezas son reciclables con un buen lijado y una mano de pintura. Con unos vinilos, unos lazos, un empapelado original… podréis tener un mueble personal, único y funcional.

También podéis optar por piezas descatalogadas o de rebajas.

3- Detalles para decorar: los textiles, es decir, las cortinas, la ropa de cuna, los cojines… son piezas que se pueden elaborar fácilmente. Tened en cuenta que una habitación de bebé no necesita muchos accesorios y se pueden adquirir tejidos sencillos a buen precio. Unos sencillos visillos para las ventanas permitirán pasar la luz y evitar que los rayos de sol sean molestos. 

Seguro que puedes encontrar alguna lámina infantil para enmarcar, hacer unas letras en tela, realizar alguna composición con fotografías de tu bebé según va creciendo… utiliza tu imaginación. Los resultados pueden ser espectaculares. Incluso si quieres decorar las lámparas hay numerosas opciones para personalizar las pantallas.

Con todos estos consejos seguro que lográis una habitación de bebé muy especial.