7 actividades que estimulan las capacidades del niño

Juegos para estimular las habilidades en la infancia

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La primera infancia es la etapa de la vida de una persona en la que se aprende de forma más fácil más cantidad de cosas. Por eso solemos decir que los niños son como esponjas, que absorben todo lo que ven, escuchan u ocurre a su alrededor. Su aprendizaje es constante.

La capacidad de aprendizaje es como un músculo, cuando más lo ejercitemos, más fuerte se hará. Por ello, para ayudar a nuestros hijos a aprender y a adquirir habilidades y capacidades sólo tenemos que estimularles. No hace falta ser terapeuta, ni tener unos conocimientos especiales. Hay algunas actividades muy sencillas que podemos hacer en casa con nuestros hijos.

7 maneras de estimular las habilidades de los niños

Estimular las habilidades de los niños

En Guiainfantil.com hemos resumido algunas actividades que podemos hacer en casa con los niños y que les van ayudar a estimular sus capacidades físicas, emocionales o sociales.

1- Pintar mandalas. Se trata de un conjunto de figuras geométricas que suelen representar las características del universo. Tienen cientos de años de antigüedad y se utilizan para meditar. Les ayuda a potenciar su concentración, desarrolla la paciencia del niño, ayuda al tratamiento de la hiperactividad y estimula su creatividad y su inteligencia. 

2- Hacer origami. El origami o papiroflexia es un arte de origen japonés en el que se va plegando un papel para obtener figuras de formas variadas. El origami no sólo es divertido también ayuda a los niños a estimular la motricidad fina, que no es otra cosa que la coordinación de músculos y huesos para producir pequeños movimientos de precisión, por ejemplo, escribir. También ayuda a los niños a mejorar su capacidad de atención y a combatir el estrés.

3- Montar un puzle. Algo tan sencillo como hacer un puzle, ayuda a los niños a estimular su capacidad de observación porque tienen que encontrar las piezas que encajan unas con otras. Por este mismo motivo también desarrollan su capacidad analítica, su memoria visual se pone a prueba y, por supuesto, algo muy importante que necesitan aprender los niños: la paciencia.

4- Trabalenguas. Son uno de los mejores juegos que podemos poner en práctica para que nuestros hijos pronuncien correctamente, por lo tanto estimula el lenguaje, la dicción y el vocabulario de nuestros hijos. Además, también la memoria entra en juego porque ha de recordar toda una enrevesada frase.

5- Deportes en equipo. Hay habilidades que son fundamentales para la vida en sociedad, como las sociales: aprender a comunicarse, a relacionarse, a respetar, a tolerar... Los  juegos en equipo como fútbol, baloncesto o balonmano ayudarán a nuestros hijos a adquirir valores tan importantes como la empatía, y además aprenderán a socializar y a relacionarse con sus semejantes.

6- Ajedrez. Este juego tiene tantos beneficios que ya muchos colegios lo han integrado como una asignatura más. Este simple tablero con sus fichas estimulará a nuestros hijos a crear estrategias, desarrollarán su lógica, motiva al niño a tomar decisiones, a tener paciencia, a concentrarse en una tarea o a estimular su capacidad de deducción.

7- Marioneta. Tras un simple juego de títeres o marionetas hay mucho más que simple entretenimiento. Estimula su creatividad e imaginación al crear situaciones o personajes a los que les ocurren cosas, favorecen la empatía, ya que el niño tiene que asumir un rol o una forma de actuar de un personaje y comprenderla, y también les ayudan a comunicarse, y es que a veces les resulta mucho más fácil decirnos algo a través de su marioneta.