7 trucos para mejorar la atención y concentración de los niños

Cómo conseguir que los niños se concentren bien

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿A tu hijo le cuesta concentrarse? ¿No logra mantener la atención por mucho tiempo?, ¿Le dices a menudo que está en las nubes? Es muy común que los niños se dispersen y no estén atentos a las tareas que deben realizar. 

Esto puede suponer a los niños un problema en el colegio porque perderán explicación de sus profesores y su aprendizaje será más lento y además en casa también les causará inconvenientes, ya que los padres les regañaremos más si no hacen las tareas que les encomendamos. En Guianfantil.com te damos unos consejos para fomentar la concentración y atención de tus hijos que son muy sencillos de poner en práctica y dan buenos resultados.

7 consejos para ayudar a los niños a concentrarse

Trucos para mantener la concentración

1- Define sus objetivos de forma periódica: recuerda a tus hijos cuáles son sus tareas y obligaciones. Hasta que queden fijados esos objetivos y los niños no olviden qué han de hacer, podéis hacer listas de metas y dejarlas escritas.

2- Detecta sus momentos de más concentración: si tu crees que tu hijo suele estar más concentrado por la mañana, intenta que sea en esa franja de tiempo cuando realice las tareas que requieran más atención, dejando para después las menos pesadas.

3- Respeta sus descansos: los expertos dicen que el cerebro humano no puede mantener la atención por un período de tiempo largo sostenido, de tal manera, que después de 15 minutos la atención disminuye. Para poder recuperar la atención es importante hacer descansos breves que permitan a los niños retomar la tarea estando más frescos.

4- Evita cualquier distracción: si ha de hacer deberes en casa no dejes la televisión encendida de fondo, ni un móvil en su mesa o juguetes a su alrededor. Debe trabajar en un entorno lo más aséptico posible y libre de elementos que le distraigan.

5- Dieta equilibrada: llevar una buena alimentación es básico para afrontar el día con energía pero además hay alimentos que potencian la capacidad de concentración, sobre todo los que son ricos en fósforo, ácidos grasos omega 3, calcio u otros minerales que ayudan a controlar el estrés y fomentan la atención.

6- Asegúrate que duerme lo necesario: cuando dormimos mal y poco nos cuesta rendir al día siguiente, a los niños les pasa lo mismo, por lo tanto es conveniente instaurar una buena rutina de sueño para que el cerebro y el cuerpo descansen.

7- Motívale e incentívale: no hace falta prometerle que le haremos un regalo, pero sí podemos dar pequeños premios como una tarde en el cine o una salida en familia al parque de atracciones si ha conseguido estar atento a sus tareas y las ha hecho correctamente. Además, es muy importante que les motivemos en positivo en lugar de regañarles. Funcionan mejora frases como "tu puedes hacerlo", "confío en ti" o "estoy segura de que lo vas a lograr".