Cómo eliminar manchas de tomate de la ropa de los niños

Consejos para eliminar manchas difíciles de tomate de la ropa infantil

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

La situación es de lo más usual: nuestro hijo se está comiendo con todo el gusto del mundo un plato de macarrones, con toda su salsa de tomate, y parece que en medio del festival gastronómico ha estallado la guerra. La ropa que lleva puesta está llena de lamparones rojos, y a pesar de su satisfacción, preguntarse si eso verdaderamente saldrá tras meterlo en la lavadora es lo más normal.

Aunque muchas veces parezca imposible, existen ciertos trucos o remedios caseros que nos pueden dar una pauta sobre cómo eliminar una terrible mancha de tomate de sus prendas de ropa.

Remedios caseros para quitar manchas de tomate de la ropa 

Cómo quitar manchas de tomate de la ropa

Lo primero que tenemos que saber es que meter la ropa en la lavadora según se han manchado los niños de tomate es un error. Puede que desaparezca el color rojo y se vuelva amarillento, pero con la forma de la mancha prácticamente intacta. Por  eso es mejor que conozcamos ciertos remedios caseros para acabar con el tomate de una vez por todas. 

Para empezar, hay que meter inmediatamente la prenda a remojo en un balde, lo que hará que la mancha se vaya deshaciendo y se disuelva. Si le añadimos unas gotas de jabón de manos, podrá actuar más rápido. Frotar en este momento no sería lo más recomendable, ya que la mancha podria extenderse.

Después, antes de añadirle ningún tipo de producto, podemos usar bicarbonato de sodio que tengamos en casa, y hacer una mezcla que pongamos sobre la mancha en cuestión durante unos minutos. 

Trucos para quitar las manchas de tomate de las prendas 

En  cuanto a los productos o trucos que podemos usar en un momento dado contra las manchas de tomate están los siguientes: zumo o agua de limón, vinagre, pasta de dientes y alcohol. 

- Si la mancha no es demasiado grande, nuestro gran aliado será el limón. Únicamente tenemos que exprimirlo con las manos y verter el líquido sobre la zona en cuestión. Si la dejamos secar al sol será más facil que desaparezca

- El vinagre y el alcohol son para casos más desesperados, cuando la mancha ya tiene cierto tiempo y va a ser más difícil sacarla. Empezar con el  vinagre y dejarla secar puede dar paso al alcohol puro cuando la situación ya parece irreversible. 

- El caso de la pasta de dientes está en el medio de ambas situaciones, aunque es recomendable hacerla sea cual sea el momento en cuestión Cuando ya hayamos llevado a cabo el remedio en cuestión escogido, únicamente tenemos que poner sobre la mancha un poco de pasta dental, y frotar con un cepillo viejo. Si la mancha es relativamente reciente ayudará a su absorción.