Cómo enseñar a los niños a subrayar textos

Trucos para que los niños memoricen lo más importante de un texto

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

Cuando los niños llegan a primaria, tienen que ir asimilando más información y entender los textos que leen, es decir, deben aprender a estudiar, ya que poco a poco se les va a ir exigiendo más y, a veces, para ellos resulta muy complicado. En Guiainfantil.com os vamos a explicar los pasos a seguir para que sean capaces de retener en su memoria lo que leen, un buen truco para elloo es aprender a subrayar lo importante de un texto.

Trucos para aprender a subrayar lo importante de un texto

Aprender a subrayar lo importante de un texto 

- Es muy importante tener un buen ambiente para que los niños estén relajados y no haya nada que distraiga su atención.

- Para empezar les pediremos que hagan una lectura general de todo el texto, así, el niño sabrá de qué se habla y se podrá hacer una idea de lo que debe retener y el mensaje que se le quiere transmitir. Por ejemplo, sabrán que la lección trata de los medios de transporte.

- Si hay alguna palabra extraña para ellos, les explicaremos su significado o les diremos que lo busquen, si es necesario  en un diccionario. A veces se «atascan» con alguna palabra más difícil, en este caso, podemos buscar un sinónimo que para ellos sea más familiar y por tanto más fácil de retener y entender. 

Por ejemplo, imaginad que en texto aparece la frase: Utilizaban unas sogas para sujetar los sacos a los  carros.  

Les explicaremos el significado de soga, pero si a pesar de todo, esta palabra le resulta difícil de recordar, la cambiaremos por cuerda, seguro mucho más familiar para el niño y por tanto más fácil de retener.

- Después de hacer una segunda lectura, y haber aclarado el significado de las palabras, les hablaremos de la importancia de subrayar las palabras claves. Deben de aprender a descubrir las palabras más importantes del texto, ya  que no se trata de señalar toda la frase sin ningún criterio. El fin es que al leer las palabras que han subrayado hayan hecho un resumen de lo más importante de la lectura.

- Para subrayar podemos elegir un rotulador de color rojo que resalte el texto y nos ayude a sintetizar lo leído. Empezaremos por oraciones cortas y señalando los sustantivos.

Por ejemplo: Un carro es un vehículo equipado con dos ruedas y tirado por un animal que se utiliza para el transporte de diferentes objetos. 

- Si después nos preguntamos ¿Qué es? ¿Cómo es? ¿Para qué? y lo subrayado contesta a nuestras interrogantes vamos por muy buen camino.

Trucos para un buen subrayado

Cuando los niños vayan creciendo y los textos sean más extensos, les enseñaremos a subrayar con rotuladores de distintos grosores y colores, y les hablaremos de la importancia de acostumbrarse a usar los mismos rotuladores para los contenidos de la misma relevancia. Por ejemplo:

- Títulos y subtítulos  en verde, las ideas principales en rojo, etc.

- Cuando son pequeños es bueno distribuir el estudio en periodos cortos de tiempo para que no se cansen.

- Con estas pautas los niños aprenderán poco a poco a asimilar, comprender y memorizar los textos. 

- Para terminar dejaremos muy claro que subrayar sin leer es una verdadera pérdida de tiempo.