Cómo enseñar a los niños la diferencia entre ay, hay y ahí

Aprender las normas de ortografía de forma divertida

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

Nuestro idioma es muy rico y en ocasiones, utilizarlo correctamente  da verdaderos quebraderos de cabeza. En Guiainfantil.com vamos a aprender cómo escribir bien las palabras hay, ahí y ay. 

Sabemos que son tres palabras homófonas porque su pronunciación es similar pero su significado es completamente diferente, ¿cómo aprender a escribirlas correctamente en cada caso?

Enseñar a los niños a escribir "hay"

Escribir bien hay, ahí y ay

Hay se escribe con hache inicial, es del verbo haber, conjugado en su forma impersonal de la tercera persona del singular. Nos indica que existe o que disponemos de algo.

Ejemplos:

En la tienda de la esquina hay objetos muy valiosos.

No hay entradas para ir al teatro.

En ese restaurante hay paella de menú.

Hay mucho dinero en juego.

No sabemos si hay para todos.

Un truco para saber si la palabra «hay» está escrita correctamente consiste en cambiar el verbo a otro tiempo, por ejemplo:

En la tienda de la esquina había objetos muy valiosos.

No había entradas para ir al teatro.

En ese restaurante había paella de menú.

Enseñar a los niños a escribir ahí

Ahí, es un adverbio de lugar que nos indica una distancia media, (entre aquí y allí). 

Ejemplos:

En el cajón de ahí hay pañuelos.

Mi perrito siempre se esconde ahí detrás.

Ahí viene Pedro.

El pitido viene de ahí.

Me voy a pasear por ahí un rato.

Para comprobar si «ahí» está escrito correctamente podemos cambiarlo por otros adverbios de lugar como «allí» o «aquí», por ejemplo:

En el cajón de allí hay pañuelos.

Mi perrito siempre se esconde aquí detrás.

Allí viene Pedro. 

Enseñar a los niños a escribir bien ay

Ay escrito sin hache es una exclamación que expresa diferentes estados de ánimo, sorpresa, pena o dolor. 

Ejemplos:

¡Ay! qué golpe me has dado.

¡Ay! no te había visto.

Viene Carlos a comer, ¡ay! qué bien.

Ya  viene el toro ¡Ay, qué miedo!

¡Ay!, me ha picado una avispa.

Debemos fijarnos en que la interjección «ay» suele ir acompañada por una entonación especial y suele ir entre signos de exclamación.

Hay una frase que siempre se pone de ejemplo porque contiene las tres palabras juntas en la misma oración y nos puede servir como ayuda para recordar su escritura con claridad:

Ahí hay un hombre que dice ¡ay!

Ejercicios para rellenar con la palabra correcta

¿Has visto por …..mi sombrero?

….muchas más manzanas en la cesta.

….qué dolor, me he cortado con el cuchillo.

Solo ….cinco autobuses en la estación.

¿Está… mi chaqueta?

….se esconde siempre mi perrito.

….que descansar un rato antes de salir.

Las entradas están … encima de la mesa.

…me encanta ese bolso.

…varios vestidos de la misma talla.

Y recuerda:  «hay» es del verbo haber, «ahí» es un lugar, «¡ay!» es una exclamación.

Para acabar os dejo una frase de Richard North Patterson, narrador: 

"La escritura no es producto de la magia, sino de la perseverancia"