Juego para enseñar a los niños palabras derivadas

Un juego para practicar con los niños las palabras derivadas

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

La palabra es la capacidad para expresar el pensamiento por medio del lenguaje articulado. Las palabras primitivas son las que no proceden de ninguna otra, son las primeras de su familia, mientras que las palabras que nacen de las palabras primitivas se denominan palabras derivadas y todas juntas forman la familia de palabras.

Te explicamos cómo senseñar a los niños a formar palabras derivadas y cómo pueden divertirse jugando con ellas. 

Juego para que los niños aprendan a formar palabras derivadas

Niño pensativo

La raíz de la palabra es la parte de la palabra que no cambia (es la parte común), y añadiendo unas partículas delante de ella (prefijo) o después (sufijo) se forman las palabras derivadas. Por ejemplo:

- Palabra primitiva: Flor 

- Palabras derivadas: Floristería, floral, florero, floración, florido, desflorar, coliflor.

- Familia de palabras: Flor, floristería, floral, florero, floración, florido, desflorar, coliflor.

- Raíz: Flor

Una vez explicado esto, podemos recurrir a un juego para afianzar los conocimientos adquiridos. El juego se llama 'Los exploradores de la palabra'. Podemos convertir nuestra casa o la clase en una expedición en busca del origen de las palabras, lo ideal sería poder hacerlo en el patio del colegio o en el campo al aire libre. ¿Cómo se juega?:

1. Dividiremos a los exploradores en grupos dependiendo de los niños que vayan a participar.

2. Pondremos un baúl lleno de tarjetas con palabras derivadas, al que denominaremos, 'El baúl de las palabras perdidas', para que cada  grupo de exploradores elija una. Estas tarjetas llevarán la raíz de la palabra escrita en color rojo para diferenciarlo del resto, por ejemplo:

- Florido, colorete, panadero, papelera, etc.

3. En la misma tarjeta por la parte de atrás, se dará una pista para poder encontrar la siguiente tarjeta, en la que estará escrita una palabra que será de la misma familia, por ejemplo:

- Si un a un grupo de niños les ha tocado la palabra colorido, por detrás de la tarjeta puede aparecer esta pista:  'Si sigues este camino, encontrarás la tarjeta a los pies del cuarto pino'. Puede ser debajo de una mesa, detrás de una puerta, etc.

- Allí descubrirán la palabra colorete. En la parte posterior de esta nueva tarjeta  habrá otra pista: 'Cuatro pasos a la izquierda y otros seis hacia adelante, si eres buen explorador la encontrarás al instante'.

4. Si los niños siguen bien las pistas, encontrarán la tercera tarjeta con otra palabra de esa misma familia 'coloreado' y otra nueva pista en la parte posterior:

- 'No salgas de este camino y pronto hallarás tu destino'.

5. Si han superado todas las pruebas, significará que cada grupo llevará tres tarjetas de una misma familia, en nuestro caso, colorido, colorete y coloreado y al llegar al destino indicado, el poblado Primitivo, encontraran la primera palabra de su familia, en nuestro caso la palabra color, (también escrita en  rojo), y allí deberán colocar sus tarjetas al lado de la que proceda la suya, completando así la familia de palabras

6. En el poblado Primitivo entre otras muchas palabras pueden estar las palabras:

- Pan, fruta, color, flor, papel, niño, zapato, pescado, chocolate, jardín, etc.

Allí el profesor o el adulto que supervise el juego, llevará más tarjetas con más palabras para que entre todos los niños sigan uniendo a la familia correspondiente. El juego se puede alargar todo lo que se quiera, dependiendo de las tarjetas y las pistas que pongamos.

7. Cuando los pequeños exploradores hayan encontrado y colocado todas las tarjetas correctamente, será la hora de celebrar a lo grande que la familia está unida saltando y dando palmadas y el juego se dará por finalizado. De paso aprenderán lo importante que es tener una familia unida.

Un poema infantil para trabajar las palabras derivadas

LA FAMILIA DE LAS PALABRAS

 

La palabra floripondio

se puso su mejor traje

y en busca de sus raíces

decidió emprender un viaje.

 

Se encontró por el camino

con la palabra florón,

y al escuchar lo que hablaban

dijo un revoltoso guion:

 

'Sigue por ese camino

y tu origen hallarás',

y la palabra florón

floreciendo fue detrás.

 

Floristería y florete

muy amables saludaron,

y al saber lo que buscaban

con interés preguntaron:

 

¿Podemos acompañaros?

 

Dijeron que sí contentas,

y a su mano se agarraron

con el mismo pensamiento

igual camino llevaron.

 

Coliflor y floreciente

de repente aparecieron,

y a un viaje tan florido

contentas también se unieron.

 

Floresta, floricultor,

floritura y floración,

se encontraron preguntando

en la misma dirección.

 

Al poblado primitivo

llegaron todas cansadas

y al verlas llegar la flor

lloró muy emocionada.

 

Se abrazaron las palabras

cuando vieron a la flor,

afloraron sentimientos

alegría y mucho amor.

 

Todas de acuerdo dijeron,

al encontrar sus raíces:

¡Qué importante es la familia!

y al fin comieron perdices.

Para finalizar os dejo una frase de Voltaire: 'Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento'.