La etapa de imitación de los niños

Los padres son el mejor modelo para los niños

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Los padres somos el mejor modelo para los hijos y los pequeños de la casa imitarán todo lo que los adultos hagan, porque así aprenden a desarrollarse en el mundo que les rodea. Primero miran y observan, después aprenden y por último imitan. Por este motivo resulta tan primordial vigilar la conducta y el comportamiento por parte de los adultos y así poder ser un buen referente para los pequeños de la casa.

La imitación permite a los niños aprender socialmente y por eso lo hacen, les ofrece la oportunidad de dominar nuevas habilidades que sus padres ya hacen. Además la imitación ayuda no sólo a aprender habilidades sociales, sino que también ayuda a potenciar la empatía.

Qué cosas imitan los niños

Padre e hijo tumbados

Los niños imitan palabras, gestos, expresiones, preguntas, respuestas, emociones, rutinas, aficiones y todo lo que vean diariamente en casa… tanto si es positivo como si es negativo.

Por ejemplo si en casa siempre se le dice palabras como “ñamñam a  comer”, lo repetirán. Si escuchan “chiquitin”, “cariño” también lo harán. Y lo mismo ocurre con otro tipo de palabras o palabras malsonantes que se puedan decir en casa de forma habitual, por eso es recomendable cuidar muy bien el vocabulario y potenciarle aquel que sí es adecuado. 

Lo mismo ocurre con la forma de reaccionar, si reaccionamos antes algo de forma asustadiza, los niños aprenderán a reaccionar igual ante situaciones parecidas.

También me gustaría remarcar que los estados de ánimo también juegan un papel importante en los niños porque les influye enormemente. ¿Alguna vez has estado enfadado/a y tu hijo ha estado también muy irritable? ¿O quizá en otra ocasión te has sentido enormemente feliz y tu hijo ha estado tranquilo y contento?  Es muy importante que como padres, cuidemos bien el estado de ánimo que tenemos e intentemos que las emociones que transmitamos sean positivas, porque nuestros hijos sentirán lo que nosotros sintamos.

Deja que te imite y sé un buen modelo para tu hijo

Por todo lo comentado, los niños desde que son bebés imitan y puedes aprovechar este recurso humano tal natural en beneficio de tu hijo/a, potenciando su curiosidad y sus ganas innatas por aprender. 

Si quieres que copie algo haz que mire directamente y di aquello que quieras que imite.

- Si quieres que se fije en ti tendrás que estar de pie porque es la manera en la que más atención te prestarán.

- No intentes que imite nada mientras está haciendo otras cosas, deberá prestarte atención para aprender la conducta.

- No le obligues a que te imite, debe ser un proceso natural, simplemente repite a menudo lo que quieres que aprenda.

- El juego simbólico es muy importante en la etapa de imitación de los niños. Puedes jugar a “cocinar” con sus juguetes, “a limpiar la casa”, etc.

- Como padres intentar estar siempre relajados y contentos porque será la mejor manera de que aprenda de vosotros. Siempre que haga algo bien hacédselo saber con  elogios y cariño.

La etapa de imitación de los niños es una etapa muy importante en su desarrollo porque les ayuda a aprender. Desde muy temprana edad los niños empiezan a imitar a sus padres o cuidadores, algo que le hará aprender lecciones importantes en sus mentes. Lecciones que pueden ser negativas o positivas, pero que ellos imitarán después.