Los beneficios de realizar tareas domésticas para el niño

Por qué es bueno que el niño colabore en las tareas del hogar

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

En una casa, todos deben contribuir a su mantenimiento en las labores de limpieza. Llegar a una igualdad de colaboración es necesario para el funcionamiento del hogar, y para que estas tareas domésticas sean abordadas por todos los miembros de la familia, debe existir una rutina. Además, el hecho de que los niños aprendan a hacer sus labores tiene múltiples beneficios para ellos en el momento en el que las desarrollan y también para el futuro. 

7 ventajas de que los niños realicen las tareas del hogar 

 Ventajas de que los niños colaboren en casa

1. Capacidad de colaboración: Cuando un niño también participa, dependiendo de su edad, en las tareas domésticas, la mayor ventaja que encontrará será la capacidad de colaboración. Cuando se siente parte de un equipo, aprenderá a escuchar instrucciones, a trabajar codo a codo en la tarea asignada, y a querer esforzarse para hacerlo lo mejor posible. Por lo tanto, se trabajan dos valores fundamentales: esfuerzo y colaboración.

2. Trabajo en equipo: Es evidente que un niño no va a hacer él solo las tareas del hogar, y que será un agente colaborador con el resto de los miembros de la familia, que llevarán el grueso del trabajo. Sin embargo, si se siente parte del 'equipo de limpieza' y tomado muy en cuenta como los demás, ya sean los padres o hermanos mayores, esto hará que sepa trabajar con más gente, tanto en casa como fuera de ella. Aprender a trabajar en equipo es posible, y sólo se consigue con la práctica en las pequeñas obligaciones diarias. De paso, el niño se sentirá 'valorado' e importante.

3. Higiene: El orden y la limpieza del hogar contribuye a la higiene de sus miembros. Por eso, cuando un niño colabora en las labores de limpiar una casa, también esta limpieza se traducirá a sí mismo y logrará encontrar una rutina de higiene personal

4. Motivación: Ayudar en casa puede ser visto como una obligación, o efectivamente como una colaboración. Cuando el niño interioriza que su tarea está siendo de ayuda y de valor para sus padres y su propia casa, se sentirá motivado a realizarlas con todo su empeño. La motivación es importante porque la sentirán en cuanto el resto de miembros de la familia le feliciten por su tarea, que verá compensado con lo bien que se ve su casa cuando las tareas del hogar están hechas gracias a su colaboración

5. Orden: Limpiar el polvo, barrer, tener colocados los juguetes en su habitación, no dejar tirados todos los elementos de su cuarto... Son muchas las tareas del hogar en las que puede colaborar un niño dependiendo de su edad, pero la más importante es que si en su rutina se encuentra la de limpiar y recoger, también su mente quedará estructurada y se convertirá en una persona más ordenada. La capacidad de ordenar sus elementos hará que también sea más disciplinado a la hora de tener todo recogido y eso hará que aumente su capacidad de exigencia en casa para uso y disfrute personal y del resto de la familia. 

6. Disciplina: Va de la mano del orden, ya que el hecho de que la colaboración en el hogar se convierta en un hábito puede llegar a cambiar la concepción de estar en casa, contribuyendo a que todo esté en perfectas condiciones. Esforzarse en el orden y la limpieza de las tareas asignadas ayudará a su disciplina no sólo en el colegio, sino también en casa, sintiéndose además más 'mayor', como el resto de miembros que las realizan. 

7. Responsabilidad. El niño se sentirá responsable de sus tareas. La casa funciona gracias a todas sus piezas, y él se identifica como una de las 'piezas' en ese gran todo. Por lo tanto, poco a poco sentirá la necesidad de 'no defraudar' al resto, entendiendo que sólo él es responsable de sus tareas y de que lo que él haga repercutirá en el resto.