Qué aprenden los niños con 9 años

Habilidades y destrezas de los niños a los nueve años

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

A los nueve años un niño manifiesta una creciente independencia de la familia y empieza a mostrar más interés en los amigos. Unas amistades saludables son muy importantes para el desarrollo de los niños pero la presión de grupo puede ser demasiado fuerte en esta época por lo que es imprescindible que el niño o la niña de 9 años tenga un buen pensamiento crítico y una autoestima fuerte.

Los niños que se sienten bien consigo mismos son capaces de resistir la presión negativa de sus compañeros o amigos y serán capaces de tomar mejores decisiones para sí mismos. Es un momento importante para que los niños y niñas de esta edad adquieran un sentido de la responsabilidad junto con su independencia. Los cambios físicos de la pubertad empiezan a aparecer sobre todo en las niñas, algo que deberán asimilar y prepararse. Pero además de todo esto, también habrá cosas muy importantes que aprenderán los niños de 9 años que es necesario tener en cuenta para entender su comportamiento y desarrollo.

13 cosas que aprenden los niños con 9 años

Niña sonriente

1. Empiezan a comprender más y mejor los desafíos de la escuela. 

2. Además de leer con más facilidad es capaz de comprender frases más largas.

3. Sumas y restas llevando se convierten en algo más sencillo de realizar, y empiezan a entender las fracciones.

4. Les gusta pasar y organizar su tiempo con los amigos

5. Mejora su capacidad de toma de decisiones y pueden pensar de forma independiente sin dejarse influenciar por el pensamiento ajeno (en caso de que tenga una buena autoestima).

6. Son capaces de reconocer las normas sociales básicas y pueden tener un comportamiento adecuado. 

7. Son capaces de entender y controlar sus emociones por lo que pueden controlar la ira por más tiempo, siendo muy importante que no la repriman pero sí que la controlen. 

8. Tienen empatía y son capaces de entender y ser sensible a los sentimientos de los demás.

9. Habrán superado la mayoría de temores que eran más comunes en años anteriores en la infancia. 

10. Empiezan a experimentar ansiedad ante nuevas situaciones que antes no les preocupaban tanto, como por ejemplo en el rendimiento escolar.

11. Son curiosos tanto en el entorno como hacia las relaciones con los demás.

12. Son capaces de diferenciar del sentido del bien y del mal con ayuda de los padres. 

13. Podrá establecer sus propias metas y los padres deberán ayudarle a desarrollar sus habilidades y capacidades.

El papel de los padres es esencial y los niños necesitan pasar tiempo con ellos. Como padres es necesario hablar acerca de los amigos, de los logros, de la escuela, de los retos… es importante que los padres estén involucrados en la escuela del niño para que éste vea el interés y apoyo que tiene por su parte en todo momento.

Es necesario darle responsabilidad e involucrarle en las tareas domésticas como la limpieza y la cocina, además, tendrá que entender el sentido del ahorro. Asimismo es necesario establecer reglas claras en el hogar con disciplina positiva para que sepan los niños qué se espera de ellos (en conducta) tanto cuando los adultos están presentes como cuando no lo están.