Refranes para educar a los niños

Dichos populares y proverbios para leer y aprender

Pedro OliverRedactor de GuiaInfantil.com

Los refranes son dichos populares que enseñan, explican o aconsejan algo sobre un determinado tema. Son muy útiles en la educación de los niños, ya que a través de una simple frase podemos enseñarles cómo actuar en determinados momentos de la vida.

Por eso, en Guiainfantil hemos hecho una selección de refranes para que los leas y se los enseñes a tus hijos. La gran mayoría los habrán escuchado de boca de sus abuelos o incluso por vosotros mismos, así que aprovecha para explicarles su significado, ya que será una lección que no olvidarán jamás.

Refranes populares para enseñar a los niños

Niños leen en la cama

- Más vale pájaro en mano que ciento volando. Es mejor valorar lo que tienes que perseguir sueños inalcanzables.

- El que no aprende es porque no quiere. Si te lo propones puedes conseguir muchas cosas en la vida.

- El que tiene boca se equivoca. No hay que tener miedo a decir algo equivocadamente.

- Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Quedarse esperando no es la mejor solución. A veces hay que salir en busca de los objetivos marcados.

- Del dicho al hecho hay un trecho. Las personas pueden cambiar de opinión de un día para el otro.

- Preguntando se llega a Roma. La mejor forma de encontrar una solución es preguntando.

- El que se pica ajos come. La persona que se enfada tiene dos opciones: desenfadarse o seguir enfadada.

- Más vale prevenir que curar. Es mejor pensar las cosas antes de hacerla porque luego los daños pueden ser irreparables.

- Cuando el río suena agua lleva. A veces los rumores terminan convirtiéndose en ciertos.

- Primero es la obligación que la devoción. Para disfrutar de la vida antes tenemos que cumplir con nuestras obligaciones.

- Agua que no has de beber, déjala correr. Antes de meterte en un lío lo mejor es dejarlo estar y olvidarte de ello.

- Hay que dar para recibir. Antes de esperar recibir algo , tenemos que ser los primeros en predicar con el ejemplo.

- De tal palo tal astilla. Los hijos suelen parecerse a los padres.

- Antes de hacer nada consúltalo con la almohada. Las mejores decisiones se toman en frío y tras meditar durante la noche.

- Quien mal anda, mal acaba. Las personas que van por mal camino suelen terminar de la peor manera.

- Al mal tiempo buena cara. Siempre hay que afrontar las adversidades de forma positiva.

- La fe mueve montañas. Lo importante es querer. Si quieres, puedes.

- El saber no ocupa lugar. Siempre es bueno ampliar tus conocimientos.

- Quien canta, su mal espanta. Cuando cantamos exteriorizamos nuestra felicidad.

- Ocasión perdida no vuelve más en la vida. No hay que dejar escapar las oportunidades que nos da la vida.

- Gallo que no canta, algo tiene en la garganta. Cuando una persona muy activa está callada, es que algo le pasa.

- Donde manda capitán no manda marinero. Siempre es importante saber respetar las jerarquías.

- Vísteme despacio que tengo prisa. La mejor manera de ser rápido y eficiente es hacerlo todo de manera calmada y ordenada.

- Más vale maña que fuerza. Es más importante ser astuto que fuerte.

- Perro ladrador, poco mordedor. Las personas con mucho pronto suelen ser las más inofensivas.

- No por mucho madrugar amanece mas temprano. Hay que tener paciencia en la vida.

- A caballo regalado no se le mira el dentado. Los regalos son más importantes por su valor sentimental que por el material.

- Nunca digas de esta agua no beberé. No hay que renegar de nada ni nadie porque nunca sabes las vueltas que da la vida. 

- Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Insistiendo se consiguen las cosas.

- Quien siembra vientos, recoge tempestades. Si comentes algo malo, no es esperes nada bueno de ello.

- La ropa sucia se lava en casa. Si tienes que discutir con una persona, lo mejor es hacerlo en privado

- Cada maestrillo tiene su librillo. Cada persona tenemos una forma distinta de actuar.

- Nunca llueve a gusto de todos. Las personas tenemos gustos diferentes y hay que saber respetarlos.

- Ande yo caliente ríase la gente. Lo importante es estar agusto con uno mismo. Lo que digan los dema´s no debe importarnos.