Cómo educar a niños con sentimiento de inferioridad

Consejos para padres con hijos con baja autoestima

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Un niño que tenga sentimiento de inferioridad creerá que no es capaz de hacer las cosas bien aunque tenga capacidad para hacerlo. Independientemente del motivo que haya hecho que un niño se sienta de este modo, es imprescindible educarle para que vea que sí es capaz y que el sentimiento de inferioridad no le llevará a ninguna parte.

Todos los niños pueden pasar por etapas de pensar que no están a la altura de sus compañeros pero lo importante es que sea temporal y que aprendan a superarlo. Aunque algunos niños puede que sientan que no son capaces de superarlo y entonces el sentimiento de inferioridad se puede convertir en un complejo, sobre todo cuando este sentimiento no desaparece con el tiempo. Te contamos cómo ayudarles a superarlo.

Cómo ayudar al niño con sentimiento de inferioridad

Madre con niño

Los niños con sentimiento de inferioridad querrán estar alejados de todos los niños que consideran que son superior a ellos. Puede llegar un momento en que traten de aparentar que nadie existe a su alrededor y se aísle socialmente. Ningún padre puede ver a su hijo en un momento tan devastador sin saber qué hacer, porque que el niño mejore o no está en las manos de los padres. Pero, ¿cómo educarles?

Si el sentimiento de inferioridad no se trata, el niño puede perder su confianza y nunca podrá ser capaz de tener éxito porque creerá realmente que es inferior al resto y que no se merece nada de todo lo bueno que le ocurre. Se cerrará en sí mismo, pero se puede ayudar.

- Ayudar al niño a ser positivo. Ayudar al niño a deshacerse de los miedos y de la negatividad que le rodea. Es importante que se dé cuenta de que los sentimientos son imaginarios y que está equivocado en cuanto al concepto de sí mismo. Sólo el pensamiento positivo puede ayudar al niño a salir de su 'cáscara' y respetarse a sí mismo. Es necesario que sea más entusiasta consigo mismo para aumentar sus niveles de confianza.

- Ayudar al niño a reconocer su potencial interno. Es importante que los padres conozcan las habilidades ocultas de su hijo y que las saquen a la luz nutriéndolas y desarrollándolas. Por ejemplo, si un niño tiene buena habilidad para la música o la pintura, es necesario identificar ese potenciar y animarle a trabajar sobre ello. Los niños deben aprender a reconocer sus propios talentos para aumentar sus niveles de confianza.

- Ayudar a que salga de su zona de confort. Es crucial conocer la causa exacta que hace que el niño se sienta inferior. Por ejemplo, si un niño tiene sobrepeso y ésta es la causa, es necesario ayudarle a perderlo. Si un niño saca malas notas es importante ayudarle a aprender a estudiar para que mejore el rendimiento… Sea cuál sea el problema que provoque el complejo de inferioridad, se debe ayudar al niño a superarlo.

- Aceptar lo que ocurre. Si el motivo del complejo de inferioridad es complicado de superar porque es un defecto del cuerpo y no se puede superar, se debe aceptar. Es importante que los niños entiendan cómo cada uno es cómo es, así cuando acepte el problema no se sentirá inferior. Aceptar es superar.

Aunque si se considera que el problema es demasiado grande, siempre se puede pensar en la opción de contar con los servicios de un profesional que pueda ayudar a los padres a encontrar la solución para la mejorar del bienestar emocional del niño.